Previa final Doha: Novak Djokovic vs Rafael Nadal

Primera semana del año, duelo número 47 entre serbio y español. La final de Doha nos regala la primera batalla entre titanes de este 2016.

No hemos tenido que esperar ni una semana, concretamente nueve días, para que Novak Djokovic y Rafael Nadal se vuelvan a citar sobre la pista y nos regalen el duelo número 47 de la rivalidad más longeva de la historia del tenis. Será en el desierto de Doha, donde ambos han decidido abrir el melón en 2016, en una superficie donde el serbio vuelve a partir como favorito pese a nunca haber conquistado la corona catarí. ¿Está preparado el español para hacer frente a este tipo de desafío?

Viendo el cuadro a principio de semana, nadie dudaba que éstos dos fueran los jugadores que lucharían por el trono en la tarde del sábado. Con todo el respeto para los últimos finalistas, David Ferrer y Tomas Berdych, tanto Novak como Rafa partían varios escalones por encima respecto a los demás aspirantes. No falló la quiniela, quien deparó seis días después la final número 24 entre ambos, un asalto que además pondrá el desempate a un 23-23 que señala el extremo momento de igualdad por el que pasa esta confrontación ya histórica del planeta tenis.

Pese a que los números indiquen ese empate a 23, lo cierto es que el balcánico últimamente ha ido recortando diferencias con su adversario. Ganar los cuatro últimos enfrentamientos sin ceder ni un solo set es solo un dato que apenas refleja el gran abismo que se formó entre serbio y español a lo largo del curso pasado. Un salto de calidad que puso al de Belgrado a una distancia inalcanzable para el resto y que ni siquiera Rafa en Roland Garros fue capaz de igualar. Ahora el cemento le sonríe a Djokovic, una superficie donde no pierde ante el de Manacor desde la final del Us Open 2013. No son buenas las cifras para Nadal, aunque mayores desafíos ha superado en su carrera.

Una carrera que ya vio cómo Rafa salía campeón de Doha en la temporada 2014, precisamente, su último título conquistado en pista rápida. Esto ahora mismo de poco sirve si entendemos que Djokovic llega tras sumar su decimosexta final de manera consecutiva, es decir, un año natural al completo pisando todos los partidos por el título de cada torneo. Una barbaridad que solamente superaron Lendl (18) y Federer (17) en las mejores época de su tenis. Es la época de Nole y esta no entiende de si estamos en un año o en otro, ya que el dominio parece que estará presente durante más meses de lo estipulado en los calendarios. La gran pregunta es: ¿está preparado Nadal para competir en estas circunstancias ante el número uno del mundo?

La semana ha sido una montaña rusa para el balear, con partidos muy cómodos ante Haase o Marchenko y otros más sufridos con Carreño o Kuznetsov. Sin embargo, no hay que olvidar que no se cruzó con ningún tenistas inmerso dentro de los 60 primeros del ranking durante su camino hasta la final. Esto, en principio, puede ser un gran noticia según va avanzando el cuadro, pero también puede resultad una bomba de relojería si en tu última casilla te espera el mejor jugador del mundo. El cambio a notar puede ser mucho más determinante. Por su parte, Novak solamente pasó por apuros ante Leo Mayer y ni siquiera todo un Tomas Berdych pudo causarle problemas en el último partido.

Como siempre que se miden en la pista, habrá más que un simple título en juego. La emoción de volver a verse las caras, el interés por saber de qué lado se decanta la balanza del H2H, comparar la ilusión y el estado de forma de sus raquetas en este arranque de temporada y, por supuesto, disfrutar del mejor tenis del circuito masculino una vez más serán los apartados a estudiar durante la gran final de Doha.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes