Illya Marchenko, refugiado en su mejor tenis

El ucraniano Ilya Marchenko, rival de Rafa Nadal en las semifinales de Doha, vive su mejor momento tras irse lejos de una Ucrania en guerra.

Ilya Marchenko
Ilya Marchenko

La grata sorpresa de lo que llevamos de 2016 atiende al nombre de Ilya Marchenko. Este ucraniano de 28 años y número 94 del mundo está viviendo su semana de ensueño en Doha merced a grandes victorias como las que ha conseguido ante Teymuraz Gabashvili, Jeremy Chardy y sobre todo, ante David Ferrer. Este camino le ha llevado a las segundas semifinales de su carrera en las que se las verá con el número 5 del mundo Rafa Nadal. Esta época de bonanza para su tenis coincide con la estabilidad que ha encontrado lejos de la guerra de Ucrania ya que él residía en Donetsk, esto es, en la parte pro rusa del país.

La entrada en 2016 le sentado de lujo a Marchenko que ha desplegado un arsenal de poderosos golpes y derroche físico y de actitud que si bien eran parte de sus señas de identidad no se habían manifestado con regularidad durante toda una semana ni siquiera en un mismo partido. Un nivel de tenis en el torneo catarí impropio de un tenista que ronda el puesto 100 del ranking.

Gran parte de la culpa de que el ucraniano esté brillando de esta manera lo tiene la estabilidad y la tranquilidad que ha adquirido fijando su residencia fuera de Donetsk, de Ucrania y del conflicto bélico. Eslovaquia ha sido su casa de acogida desde entonces. “No he estado allí durante casi dos años. Era fácil conseguir la residencia y tengo un montón de amigos en Eslovaquia” comentaba a la web de la ATP. “Todo el mundo me está ayudando allí, así que estoy feliz y puedo concentrarme en mi tenis. Tengo todo lo que necesito para trabajar duro y obtener los resultados” continuaba diciendo el ucraniano.

El gran estado físico de Illya no es fruto de la casualidad ya que se preparó físicamente a conciencia corriendo por la montaña junto a su preparador físico. Lo que unido a su mejor calidad de vida en Eslovaquia han posibilitado que esté ante las puertas de toda una final de ATP.

¿Presenta este nuevo Marchenko una amenaza real para los intereses de Rafa Nadal? La respuesta parece indicar que sí. Rafa viene ajustando aún su tenis, con altos y bajos en sus dos primeros partidos del torneo y Marchenko totalmente desbocado y sin un techo definido. Solo tiene un partido contra los grandes por lo que su rendimiento ante ellos es en parte una incógnita.

Se espera un duelo similar al que mantuvo Rafa frente a Kuznetsov, donde los duros intercambios de fondo serán la tónica predominante. Veremos si al ucraniano le queda gasolina en el tanque para encarar con garantías el choque y si no sufre el vértigo de vérselas con Nadal en la antesala de la final. Jugar largo para el mallorquín y no dejar que Marchenko embista fácilmente será una de las claves. Hacer final en la primera semana del año está en juego.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes