Rafael Nadal pisa las primeras semifinales del 2016

El español logró la victoria ante el peligroso Andrey Kuznetsov y se metió en las semifinales del ATP 250 de Doha. Chocará contra Illya Marchenko.

 

Rafael Nadal venció 6-3, 5-7, 6-4 a Andrey Kuznetzov y se clasificó para las semifinales del ATP 250 de Doha. El mallorquín tenía el partido encarrilado para ganar en dos sets, pero se complicó, el ruso empezó a sentirse más cómodo y forzó el tercer set, donde finalmente el español pudo sobreponerse. Nadal tuvo altibajos a lo largo del encuentro, momentos de solidez y otros de inestabilidad. Kuznetzov, por su parte, fue un peligro con su tenis revolucionado que hasta último momento hizo temblar al español.

"Ha sido un partido muy duro. Él (Kuznetzov) ha sido muy, muy agresivo y ha tirado golpes increíbles. Es difícil controlar un partido así", resumió Nadal al término del encuentro. Y estuvo en lo cierto porque Kuznetsov saltó con una línea de juego perfectamente planificada. Estaba claro su papel en el día de hoy: consistía en pegarle lo más fuerte que pudiera a la pelota. Recto y potente. Con tiros atrevidos que no dejaran pensar a Nadal. El ruso buscaba poco ritmo en el juego, intercambios cortos a ser posible y tener la iniciativa para que Nadal sufriera.

Pero para que el plan pueda trazarse a la perfección se debe tener un grado de certeza elevado en los tiros, una efectividad alta y, sobre todo, regularidad. En la primera manga esto no sucedió. Kuznetsov buscó los tiros ganadores, los puntos cortos, pero el tener del otro lado a un luchador como Nadal, que no da por perdida una sola pelota, implica llevar unos riesgos más elevados a la hora de impactar y tomar decisiones.

Rafael, por su parte, intentó frenar la estampida, se plantó en la base y, a la que pudo, tomó siempre la iniciativa. No retrocedió más que en los puntos necesarios y pasó el brazo hacia delante. Estuvo más sólido que su oponente que parecía una escopeta de feria. Si entraba, bien. Si no, también. En 38 minutos, Nadal se quedó con la primera manga al romperle una vez el saque de su rival y estar bien armado y plantado con su servicio. La solidez, resistencia y firmeza vencieron a la inconstancia y versatilidad rusa.

Sin embargo en el segundo set, Kuznetsov empezó a meterse en el partido, los tiros comenzaron a tener algo más de sentido y Nadal lo padeció. El ruso logró quebrarle al mallorquín, se adelantó 3-1, pero no supo mantener ni un solo juego la rotura conseguida. Rafael le devolvió el break, igualó el partido y quebró en el famoso séptimo game para ponerse nuevamente por delante.

Estando set arriba y 4-3 y saque en el marcador, todo hacía indicar que Nadal se llevaría el gato al agua. Sin embargo, llegaron las dudas. Los miedos y lagunas que lo atormentaron durante el 2015 se hicieron presentes en su cabeza, no encontró su tenis y Kuznetzov intuyó las dudas. Se plantó y le entró todo. Llegó a ganar 10 puntos de 11 jugados y pasó por delante en el marcador hasta hacerse con el game que le daba el empate a sets. El ruso puso el 7-5 en el electrónico y el tercer set era inevitable.

El partido estuvo igualado en todo momento. Kuznetzov mostró su mejor tenis, pero Nadal también la mejor faceta. Era una guerra absolutamente abierta que terminó cayendo para el lado del español que aguantó la embestida y no tuvo miedo alguno para quebrar en el 4-4 y así hacerse fuerte a la hora de cerrar el set y el partido con 5-4 arriba en el marcador.

"Lo más importante hoy era el aspecto mental. Supe cambiar la dinámica del partido y tuve la capacidad de encontrar soluciones", resumió el español. Nadal considera que va por buena camino: "Si sigo jugando así creo que tendré una muy buena temporada".

En cuartos de final, Rafael chocará con el ucraniano Yllia Marchenko, verdugo de David Ferrer, tenista de 28 años ubicado en el puesto 94º del ranking mundial. Sobre Marchenko, Nadal comentó que "está jugando muy bien, tuvo un fantástico partido ante Ferrer, ayer también y hoy más de lo mismo. Va a ser un rival muy duro y tendré que jugar muy bien. Si no juego a mi mejor nivel voy a tener problemas”. A problemas, soluciones. Nadal las encuentra y el 2016 pinta diferente.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes