Nadal convence ante Haase

Un notable Nadal logra su billete para los cuartos de final de Doha, tras inclinar por 6-3 6-2 al holandés Robin Haase. Su posición y el resto, claves positivas

Más allá de la entidad de su rival, el holandés Robin Haase, convenció Rafa Nadal en su segundo envite de la temporada. El balear dominó sin fisuras ni interrupciones; sin altibajos. Activo y vivo en la devolución y en las fases de definición de los puntos, el número 5 completó una sólida actuación para alcanzar los cuartos de final en Doha. Determinados detalles en su posición y su movilidad desvelaron notables niveles de confianza.

Sobre la rápida pista qatarí, Nadal completó su victoria sin ceder pista, lo que equivale a aceptar el reto de acortar swings y agredir desde el resto y con su segundo golpe tras servicio en una pista de bote fugaz. Su relación con la pelota ha mejorado ostensiblemente, de ahí que a pesar de encontrar pelotas agresivas y profundas de su oponente, no se hallaron semifallos, cañas o bolas cortas. Buenas flexiones y contactos con la pelota en ascenso, agarrando la iniciativa en todo el grueso del encuentro.

Su segundo golpe tras cada primer servicio resultó ser otro positivo indicador de sus sensaciones con la pelota, cómodo cambiando direcciones y buscando su derecha invertida ante cada defensa paralela del holandés. Todos, parámetros propios de predisposición por mandar y dominar. Siendo Haase un jugador más vertical, fue Rafa el que lo puso a defender a Robin con un notable nivel de intensidad. No le ayudó a Haase su irregular nivel al servicio, bien atacado por el español, que sigue buscando y encontrando agresividad en su devolución.

En el debe le quedó a Rafa la profundidad de sus tiros, que estuvieron, eso sí, muy bien dirigidos y alternados entre cruzados y paralelos. Dos bolas de break salvadas terminaron por cerrar unas estadísticas muy consistentes. Un 6-3 y 6-2 final que aportan al mallorquín buena información con la que ser positivo y mirar hacia delante. En cuartos de final cruzará con el ruso Andrey Kuznetsov, verdugo de Ricardas Berankis.

Comentarios recientes