"Ha sido el año más difícil de mi carrera"

La holandesa Arantxa Rus relata un complicado descenso en su carrera, afrontando una temporada en la que viajar sin entrenador complicó profundamente su día a día

Podría ser una frase esgrimida y sentida por una cuantiosa multitud de tenistas en uno o varios momentos de su carrera. SI hace una semana conocíamos las dificultades por las que pasó la número 1 del mundo, el resto de jugadores y jugadoras profesionales atraviesan igualmente momentos mucho más complicados para llegar o mantenerse entre la élite del tenis. En esta ocasión es la holandesa Arantxa Rus quien narra la difícil situación que ha atravesado en esta última temporada en una entrevista para el portal tennis.nl (Traducción por MarkNL desde TennisForums).

"Este fue el año más difícil de mi carrera. Practicas deporte profesional para progresar y tener éxito. Si el éxito no llega, es muy frustrante. Llegas a un punto en el que te planteas querer seguir o no en la pista". Según Rus, los problemas se deben principalmente al hecho de que ella no tuvo acompañamiento en los torneos que jugó este año. "Mi colaboración con Hugo Ekker terminó hace año y medio, pues decidió seguir trabajando en la Academia Amstelpark y no pudo viajar conmigo. Luego viajé yo sola durante un año, entrenando un poco aquí y allá, tratando de averiguar qué es lo que quería".

"Me pareció muy difícil viajar por mi cuenta. Cuando hay alguien sentado en tu banquillo, puedes ver porqué perdiste y poder trabajar juntos en esos puntos y cuestiones. Sin un entrenador, no es posible. No podía hacer ningún progreso. Además, cuando estás de viaje con un entrenador, no tienes que pasar tiempo para encontrar compañeros para poder entrenar y golpear... ese tipo de cosas. Todo eso cuesta mucha energía".

Tras un año muy complejo para Rus (ex-número 61 del mundo y 282 actualmente), la holandesa ha dado el primer paso, el más necesario, para recuperar la estabilidad. "A partir de abril comencé a entrenar con Timo van der Lecq. Desde octubre fue capaz de viajar conmigo y también viajará conmigo en 2016". La jugadora holandesa trata de volver al lugar que ocupó hace ahora ya tres años, sin recordar siquiera su última victoria a nivel WTA.

"De vez en cuando, cuando juego en estos torneos más pequeños (ITF) pensaba, ¿qué estoy haciendo en realidad? Pero tengo que dejar eso atrás. Ya no estoy ocupada pensando en cómo solían ser las cosas en el pasado, no hay ninguna razón para hacer eso. Eso no me va a ayudar. Quiero sentirme libre en la cancha de nuevo y disfrutar de ella".

Rus ha hecho algo diferente en su preparacion para la nueva temporada en comparación con años anteriores, tomándose un largo descanso. "En noviembre no hice nada durante tres semanas, algo que era bastante nuevo para mí. En el pasado solía jugar durante mucho tiempo, especialmente si quería obtener resultados al finalizar el año. Esta vez he sido capaz de vaciar realmente mi cabeza, para empezar la nueva temporada con toda la energía y el enfoque correcto. No estoy preocupada por mi nivel de juego. Sé que puedo volver a donde estaba. Mis problemas no estaban relacionados con cuestiones técnicas. Viajar con mi nuevo entrenador a tiempo completo es un nuevo impulso para mi carrera".

Comentarios recientes