Alejo Mancisidor: “Lo de Tita Torró es un proyecto apetitoso y a largo plazo"

Alejo Mancisidor charla con Punto de Break sobre Tita Torró, su pupila. El técnico vasco desgrana objetivos para el 2016 y explica los puntos a mejorar de la tenista.

Tita Torró y Alejo Mancisidor decidieron el pasado mes de noviembre unir sus fuerzas y comenzar a trabajar juntos en el circuito profesional. Mancisidor, el técnico que metió y asentó a Garbiñe Muguruza entre las mejores del mundo, decidió tomar las riendas de la tenista valenciana, que a sus 23 años dio un cambio drástico en su carrera y dejó la Academia de Equelite para irse a vivir a Barcelona.

Mancisidor lleva algo más de 30 días de trabajo junto a Torró y está satisfecho por cómo están sucediendo las cosas. Tiene un ambiente bueno de trabajo, se entiende con su jugadora y tienen claro el plan de trabajo a seguir para el 2016 y los años venideros.

¿Cómo va este mes de trabajo junto a Tita Torró?

La verdad que muy contento. Llevamos un mes de pretemporada y tenemos los objetivos muy claros: hay que mejorar mucho el tema de jugar en pista rápida porque ella es muy especialista en tierra. Y esto se viene como un proyecto muy bonito y con mucho trabajo por delante.

¿Tenía otras ofertas de trabajo?

Sí, había otras ofertas. Tenía 3 o 4 buenas, una de un chico y las otras de chicas, pero yo tenía dos puntos muy claros para empezar un proyecto. Uno era que el día a día fuese ameno. Es decir, encontrar un jugador o jugadora que yo realmente sepa que vamos a tener un día a día cómodo, que sea fácil trabajar. Y dos, que el proyecto deportivo sea apetitoso y a largo plazo. Además a Tita ya la conocía, es española… se cumplían muchos requisitos que para mí son importantes.

¿Qué es lo que más le sorprendió en estas semanas que llevan trabajando juntos?

Me ha sorprendido que tiene mucha facilidad de aprender cosas, de ponerlas en práctica en la pista. Ahora la pregunta es si esa misma facilidad la va a tener para ponerla en práctica en los partidos.

Hay un proceso para aplicar en la competición lo que se incorpora en los entrenamientos.

Exacto. Se aprende primero haciendo cubos, luengos controles, más tarde en puntos de entrenamiento y por último en puntos de competición. Entonces hasta puntos de ‘entrenos’ vamos bien y lógicamente falta el paso más difícil, que es un poco donde se ve la diferencia de las jugadoras valientes, las que se atreven a intentar cosas para mejorar. Estamos en ello, en este paso.

¿En que se focalizan los entrenamientos con Tita ahora mismo?

Mucho de no perder pista, no jugar tan atrás en pista rápida, en entrar un poquito más de lado de derecha para poder seguir las jugadas hacia delante, la diagonal en la derecha tanto en los restos como cuando juega de atrás, segundos saques ir siempre de atrás hacia delante y no de adelanta hacia atrás, acabar muchas jugadas en la red…

¡De todo!

Sí, digamos que son todas cosas de pista rápida que ella lógicamente, al jugar tanto en tierra, no las tiene del todo incorporadas y es lo que más tenemos que trabajar.

Cómo ve el 2016 de Tita Torró.

Va a ser un año que no será fácil. Nada fácil. Porque ahora la gente se puede pensar que ahora ella va a dar “el salto definitivo”, y yo creo que sí que lo puede dar, pero hay que trabajar mucho antes. No va a ser sencillo. Si realmente quiere estar en los torneos grandes jugando en pista rápida con las buenas va a tener que sacrificar un tiempo. Si quiere estar 70º u 80º del mundo, ya está preparada. Pero no es fácil para una jugadora entender que va a tener que sacrificar un tiempo, incluso perder bastantes partidos para poder llegar a esa situación.

Ahí es cuando hay que hacer un enorme trabajo mental.

Esto es lo más importante. Esto es lo que más hay que inculcarle. Ahora venía de un momento en el que ella había perdido un poco de confianza. Ahora hay que recuperarla. Y si además de querer recuperar esa confianza, también hay que cambiar el juego a pista rápida, pues se juntan muchas cosas en el que el tema mental es clave a la hora de convencerle y que ella también se autoconvenza.

¿Cuál es el techo de una jugadora como la valenciana?

Yo, a dos años vista, con ella con 24-25 años y que le queden 5 o 6 años buenos de carrera, puede estar 50º, 40º o 30º, pero sobre todo con la posibilidad de estar ahí y seguir mirando para arriba. Que coja el nivel tenístico para jugar en pista rápida. A partir de ahí, que pueda mirar para dónde puede llegar. El objetivo de aquí a dos años es que, primero, sea capaz de jugar en pista rápida con las buenas; segundo, si puede estar entre las 30º, 40º, 50º que mire para arriba si somos capaces de enfocarlo hacia que pueda jugar contra las buenas en pista rápida.

Comentarios recientes