James Blake: “Yo sabía que no había hecho nada malo”

El estadounidense recuerda su lamentable detención en Nueva York y explica cómo ha superado todo el revuelo que se formó sobre él.

Nunca se hubiera imaginado James Blake (ex número 4 del mundo) que su figura volvería de nuevo a la pequeña pantalla debido a un incidente con la policía. Pero así sucedió. Durante la primera semana de octubre, un agente le confundió con otra persona y le hizo pasar uno de los peores ratos de su vida mediante una detención errónea en pleno Nueva York. Así lo cuenta el de Yonkers en una entrevista en el Telegraph.

"Tal vez pequé de ingenuo, pero realmente pensé que era un viejo amigo de la escuela secundaria que sólo venía a darme un abrazo. Para entonces ya era demasiado tarde, él me estaba tirando al suelo estaba sobre mí”, afirma Blake, todavía consternado a la hora de contar aquel episodio.

Cuanto más lo pienso, más me siento afortunado de que sucediera de esa manera. Mi reacción normal, si yo hubiera pensado que alguien venía a hacerme daño, habría sido poner mis manos en alto y luchar. Pero entonces le habría dado una excusa para decir que me estaba resistiendo y podría haber terminado con mucho más que un par de golpes y moretones.

"Para mí, fue un caso excesivo del uso de la fuerza, incluso si yo hubiera sido el criminal que buscaban. ¿Por qué no sólo tratar de recabar más información, en lugar de hacerme frente de esa manera? Él nunca dijo: "Policía de Nueva York". Simplemente gritó: '¡Pon tus manos hacia atrás!’, y tan pronto como lo dijo respondí, 'estoy cooperando’. Yo sabía que no había hecho nada malo”, revela el hombre que lleva retirado de las pistas desde finales de la temporada 2013.

Sólo quería acabar de una vez con rapidez y averiguarlo lo que había ocurrido después. Estaba muy asustado, la verdad. Cuando hay un chico de 230 libras de peso agarrándote y esposándote tú no sabe lo que puedes hacer. No tienes ningún tipo de control”, añade James, un tipo que siempre lució un carácter muy pacífico durante su trayectoria.

Pero olvidar este suceso no ha sido tan fácil como parece, ha llevado su tiempo. "Yo sólo quería que la tierra me tragase. Me daba vergüenza, sentía una necesidad de salir corriendo, de huir. Yo estaba en medio de una esquina muy transitada en una calle de Nueva York, allí es donde fui esposado. De hecho, fue la intervención de mi esposa Emily la que endureció mi actitud. Ella me dijo: ‘¿Qué hubiera pasado si esto me hubiera ocurrido a mí?'. Fue entonces cuando me di cuenta de la realidad. Si viera un vídeo de mi esposa donde está siendo tratada de esa manera, yo estaría mucho más enojado que viéndome a mí”, relata uno de los participantes de honor que estuvieron disputando esta semana un torneo de exhibición en el Royal Albert Hall.

Por último y para endulzar un poco la charla, Blake fue preguntado acerca de Roger Federer, a quien solo aventaja en 18 meses de edad. “Es un caso anormal de muchas maneras. Hay veces que se ha subestimado su físico pero él nunca se lesiona y el motivo es porque está muy bien preparado. Algunas lesiones, como se pueden apreciar, han sido simplemente mala suerte: se puede torcer un tobillo o golpear el dedo en una puerta de coche. Una buena parte de toda su grandeza está en su longevidad", sentencia el norteamericano.

Comentarios recientes