Los héroes de Billie Jean King

Pese a que ella representó el espejo donde mirarse para millones de jugadoras, Billie Jean King también tuvo sus ídolos en sus inicios como tenista.

El portal web Tennis.com luce entre sus filas una interesante carpeta denominada ‘Mis héroes’, lugar por el que numerosos rostros conocidos del mundo de la raqueta desfilan expresando quiénes fueron sus ídolos de pequeño o en qué otros jugadores se ha fijado a lo largo de su carrera debido a la admiración que les guardaban. La última en pasar por estos focos ha sido Billie Jean King, una de las pioneras de la etapa profesional de la disciplina y una de las mujeres más importantes de la historia del deporte femenino.

Yo no tengo un solo héroe o heroína. Sinceramente, tengo un montón porque me encanta la historia. Cuando entro en la Centre Court de Wimbledon, o de cualquier otro torneo, pienso en todos los grandes jugadores que jugaron al tenis allí. Pero también sé que hay gente que sólo llegó a jugar una vez allí, y un montón de jugadores que jugaron en Wimbledon pero nunca pudieron pisar aquella pista. Todas estas cosas parpadean a través de mi cerebro cuando lo pienso. ¿Cuán afortunada soy?

He leído todos los libros de historia. Suzanne Lenglen era enorme para mí, porque ella fue la primera superestrella del deporte. La razón por la que jugamos en Wimbledon es debido a ella ya que se construyó la pista central porque se estaban vendiendo demasiadas entradas en el antiguo lugar y tuvieron que mudarse. Se trasladaron en 1922, tengo unos asientos del antiguo lugar que me dio HBO, es fantástico. Los asientos que recibí fueron el 67 y el 68, y me preguntaron si aquellos números guardaban alguna relación. Les dije que no. Pero luego lo pensé y me di cuenta de que en 1968 empezó el tenis abierto. Me encanta.

Darlene Hard fue realmente importante para mí cuando yo tenía 13 años. Ella era del sureste de California y se marchó a Pomona College. Por ese motivo, yo también me fui a Pomona, yo quería estar allí. Entonces ella se acercó y golpeó conmigo un par de bolas porque conoció a mi entrenador en el parque. Esto realmente significó mucho para mí, ella no tenía por qué hacer eso. Mirando hacia atrás, estoy pensando que tenía que conducir desde Pomona, y decidió pelotear con una estúpida niña de 13 años de edad. Eso que solo fue un día de su vida, cambió la mía por completo. No creo que se diera cuenta de lo mucho que recuerdo aquelllos días. Me gustó mucho que me dedicara su tiempo. Recuerdo también que ella empezó a hablarme de lo gran jugadora que iba a ser una tal Margaret Court.

Alice Marble me ayudó cuando yo tenía 15. Margaret Dupont me enamoró, yo estuve con ella en la Copa Wightman. Louise Brough fue genial. Me gustaba todo de ellas, realmente las apreciaba. Vi a Althea Gibson cuando tenía 13 años. El primer autógrafo que recibí fue de Tony Trabert. Fui al Auditorio del Pacífico cuando él ya tenía un contrato profesional, y yo sabía a los 12 años de edad que los profesionales eran los mejores del mundo, no los aficionados que jugaban en Wimbledon. La mayoría de los niños no sabían nada de esto.

Admiro a todos los grandes campeones después de mí retirada también. Me encanta ver a cada generación y odio cuando cada generación se retira. Me mata.

Cuando la gente me dice que soy su héroe me siento muy extraña. ¿En serio les puedo gustar? No suelo conectar demasiado bien con esta idea. Esto significa mucho para mí, pero quiero que sean realmente ellos mismos, sin intentar copiar a nadie. Es adorable cuando los niños hacen tantos informes en la escuela sobre mí, no podéis creer la cantidad de peticiones que recibo de niñas y niños. Es verdaderamente adorable”

Así termina Billie Jean King su carta particular acerca de sus ídolos, un aspecto que ella conoce bien debido a la cantidad de mujeres que tuvieron en ella un gran pilar para hacer realidad sus sueños.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter