Andrea Petkovic: "Seguiré jugando en 2016"

La alemana confirma que no quiere acabar aún su carrera en el tenis. Habla de la crisis personal por la que ha pasado en 2015 y la soledad que sienten los tenistas.

A principios de este mes Andrea Petkovic participó en el 'mini Masters' de Zhuhai, un torneo en el que participan las jugadoras que no pudieron entrar en la WTA Finals de Singapur. Allí, la alemana disputó su primer partido ante Carla Suárez y ese 0-6, 0-6 que recibió en contra ocultaba algo más que una lesión y es que Petkovic explotó en lágrimas en el vestuario y llegó a considerar dejar el tenis, como aquí comentamos hace casi un mes.

Andrea ha acudido a un programa de televisión en Alemania donde ha hablado de todo por lo que ha pasado en este 2015 donde ha sufrido una crisis existencial y donde ha llegado a plantearse la pregunta de si quiere seguir jugando a tenis. Petkovic explica cómo se sintió tras aquél partido ante Suárez. "Sentí como si cayera a un agujero. Todo lo que sentía era un calvario ya que a cada minuto me preguntaba si todavía quería seguir jugando", cuenta la natural de Tuzla.

La mayor crisis por la que pasó Andrea sucedió hace pocos meses ya que su madre está enferma y la tenista no logró encontrar la concentración necesaria para poder competir. Petkovic explica que no se sentía bien estando lejos de casa compitiendo cuando realmente lo que quería era estar en casa junto a los suyos en esos momentos. "Ha sido un año muy duro para mi familia", admite. Aún así, Andrea no faltó a ninguna de sus responsabilidades. "Porque soy una profesional y porque soy alemana, fui a todos los entrenos, tres horas al día, iba al gimnasio, hacía mis ejercicios e iba a los fisios cada día. Seguí siendo una profesional con todo esto que llevaba por dentro", reconoce Andrea.

Petkovic explica la soledad que puede llegar a sentir un tenista, quizá no sabida por el resto de la gente, algo que puede llegar a convertirse en rutina. "Cada semana es igual a la otra. Cada semana en una ciudad diferente y siempre lo mismo, aeropuertos, hoteles y pistas de entreno. Siempre las mismas caras en la sala de jugadores, en el buffet, en el gimnasio. Todo es muy superficial cuando se trata de una competición", cuenta la alemana, en línea con lo que decía Pennetta hace un par de días en el que aseguraba no querer sentir más esa soledad que se siente como tenista al llegar a tu Hotel cada noche y tener a tu familia tan lejos.

Andrea continúa abriendo su corazón y explica que aunque se ha preguntado en otras ocasiones si quería seguir jugando a tenis, fue en este 2015 donde sintió que "estaba perdiendo el tiempo". "Es muy extraño porque nunca he sentido algo así. Hay muchas cosas que me gusta hacer y sentí que no me apetecía hacer esto y sí otras cosas y por eso he llegado a pensar si quería dejarlo o no". Pero para tranquilidad de sus fans, Andrea seguirá jugando en 2016 con un objetivo claro en su mente: Los Juegos Olímpicos de Río. "En 2012 me perdí las Olimpiadas por un problema en los ligamentos de mi tobillo y estoy emocionada de poder jugar este año en Río. Me siento como una niña pequeña", asegura.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes