John y David Lloyd, los hermanos que también soñaron con la Davis

Gran Bretaña jugó su última final de Copa Davis en 1978. Como en 2015, dos hermanos, John y David Lloyd, intentaron lograr una nueva ensaladera para el país

Foto: BBC
Foto: BBC

Todos los logros que Andy Murray ha ido consiguiendo en su carrera han ido relacionados con un pasado muy remoto. Las figuras de Fred Perry o Bunny Austin parecían ser poseedoras de todos los grandes momentos del tenis británico hasta la aparición del escocés. Las barreras derribadas por Andy -Grand Slam, Wimbledon, JJOO, final de Copa Davis- actualizaban en color objetivos que parecían haber quedado olvidados. Gran Bretaña sueña con una ensaladera que tuvo a su alcance por última vez hace ahora 37 años. Como los hermanos Murray, John y David Lloyd enfrentaban a los Estados Unidos de McEnroe, Gottfried y Stan Smith.

Bunny Austin, el pantalón corto y su expulsión de Wimbledon

Bunny Austin, el pantalón corto y su expulsión de Wimbledon

Recordamos a uno de los grandes jugadores británicos, Bunny Austin, expulsado como miembro de Wimbledon durante 40 años y pionero en vestir pantalón corto en la pista

Seguir leyendo

Lejos de la calidad de Andy, John Lloyd era la esperanza británica de la época a la hora de coronar Wimbledon o cualquiera de los cuatro eventos del Grand Slam. A finales de los 70, el menor de los Lloyd llegaría a la final del US Open de 1977 -derrotado por Gerulaitis-, siendo el último británico en llegar a una final de Grand Slam hasta la llegada de Murray a la última ronda del mismo torneo, en 2008. Con dos títulos profesionales en su haber, Lloyd no pasó del nº21 como mejor puesto, siendo reconocido mundialmente tiempo después, cuando contrajo matrimonio con la joya tenística de los Estados Unidos: Chris Evert.

(John Lloyd, primer marido de Chris Evert. Foto: BBC)

Al igual que Murray en 2015, John ejercía el papel de baluarte individual, disputando los singles junto a Christopher Mottram -quien consiguió el único punto de su país en la final del 78-, un buen jugador que aportaba un apellidado reconocido en la historia del deporte británico de los años 40 y 50 -su padre Tony fue antiguo finalista de Wimbledon en dobles-, mientras su hermano mayor, David Lloyd, formaba pareja con Mark Cox en el doble.

Mottram fue un talento precoz, díscolo, con una personalidad complicada. Llegó a negarse a jugar para el país durante año y medio después de las críticas del selecionador, Paul Hutchins. Mottram sugirió en enero de aquel 1978 que Hutchins fuera reemplazado por Roger Taylor, lo que enervó a los demás miembros del equipo británco. "Ha ido demasiado lejos esta vez, incluso para su propio estándar polémico. Es un caso trágico para el tenis; uno de esos jugadores que piensa que es más grande que su país; más grande que todo. Es ridículo".

(Chris 'Buster' Mottram fue objeto de las iras de los británicos. Foto: BBC)

Todos admitían su gran talento y a pesar de sus modales y su indisciplina, completó el equipo que debía enfrentarse a los americanos. Pero la diferencia de nivel era demasiada. McEnroe, con 19 años, ya era la gran referencia del país rival, y todos los británicos señalarían después que a pesar de su juventud, jugaba en otra liga. "Tenía un talento descomunal", acertaría John Lloyd.

"Recuerdo que el primer partido que jugué en la final, ante McEnroe, hacía un calor insoportable y las condiciones de la pista eran increíblemente rápidas; como un rayo iba la pelota. Era como jugar en vidrio!", afirmaba el propio Lloyd recentemente. Después, el sol se puso tras las montañas y al estar cerca del desierto, hacía un frío brutal. Los espectadores se ponían mantas y toallas sobre ellos, y el equipo de dobles tuvo que ponerse dos chandals para jugar. Caímos en el dobles y McEnroe cerró con 3-1".

(Mottram, escoltado durante una edición de Wimbledon. Foto: BBC)

Los hermanos Lloyd lograrían mayor reconocimiento si cabe fuera de las pistas. Ambos fueron capitanes de Copa Davis recientemente (2006 David, 2009 John). Antes, Lloyd se convirtiría en marido de Chris Evert, mientras David fundaría lo que después se ha convertdo en el reputadísimo David Lloyd Leisure Group, dedicado a los Centros Deportivos y Gimnasios, de enorme expansión y reconomiento en el mercado.

La serie no tuvo mucha historia: John caería rotundamente ante McEnroe y Gottfried y Estados Unidos ganaría su 25ª Copa Davis en Mission Hills, California. Gran Bretaña ni soñó con la victoria. El país sabía que la oportunidad residía en que Suecia ganara a Estados Unidos en semifinales, pues Gran Bretaña jugaría la final de local ante los suecos, eligiendo sede y superficie, en la adorada hierba de John Lloyd -superficie que por contra no sentaba bien a Mottram-. 37 años después, y sobre tierra batida, superficie históricamente ajena al tenis británico, Reino Unido busca lograr, con los hermanos Murray, reverdecer lo que hace un siglo resultaba común: ganar la Copa Davis para el Reino Unido, la cuna del tenis.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes