Novak Djokovic: “No me siento invencible”

El serbio, que jugará mañana su quinta final entre maestros, piensa que todavía tiene aspectos que mejorar y reafirma que está en el mejor año de su carrera.

Lo de Novak Djokovic ya se escapa a cualquier adjetivo. El de Belgrado encadena quince finales consecutivas y buscará mañana su undécimo título de la temporada, el quinto en las ATP World Tour Finals. Con mucha maestría y sangre fría, el serbio se deshizo de Rafa Nadal en semifinales y ahora ya apunta hacia la última ronda del torneo londinense, donde pase lo que pase, no ensombrecerá su inolvidable 2015.

Lleva 35 victorias ante el top10 y solo cinco derrotas. ¿Cómo se explica esto? “Es difícil de decir o señalar algo que me separa de los otros jugadores. Quiero decir, cada jugador tiene sus pros y sus contras. Siento que con los años he conseguido mejorar mi transición de la defensa al ataque. Mi servicio ha mejorado, no en términos de velocidad, pero en términos de precisión y exactitud. Eso fue, obviamente, una de las partes de mi juego que han funcionado bien hoy. Tengo más de puntos gratis en los primeros servicios. Sé que puedo contar bien en mi defensa, pero tampoco quisiera necesariamente permanecer en el fondo de la cancha durante la mayor parte del partido. Sé que los partidos contra los mejores rivales de este nivel se ganan cuando se está agresivo y cuando usted está golpeando la pelota temprano. El primer disparo, servir, ser agresivo y constructivo en los puntos correctos, estas son las cosas en las que me centro”, admite el serbio.

Tras pasar ya las 80 victorias este curso y encadenar 15 finales consecutivas, es posible que muchos piensen que Novak Djokovic ya no pueda mejorar más su tenis. “Es la mejor temporada de mi vida, independientemente del resultado del partido de mañana, la temporada seguirá siendo la mejor que he tenido. Siempre hay espacio para mejorar, así que eso es algo que sinceramente me emociona y me motiva a seguir adelante. He tenido una carrera increíble y estoy muy orgulloso, obviamente, mi equipo tiene mucha culpa de haber logrado lo que he logrado en los últimos 10 años de tenis profesional. Pero todavía siento que quiero hacer más. Esperemos que la salud, la aptitud y la mente fresca me sirva para hacer más cosas en el futuro”.

No me siento invencible, pero me siento muy bien tras partidos como el de hoy, cuando me siento como si estuviera dictando el ritmo, el propio partido, la mayoría de los intercambios. Me siento como si estuviera en la cima de mi oponente. Hay días en que no te sientes muy bien, donde tienes que encontrar una manera de ganar”, subraya el hombre que buscará mañana su quinta Copa de Maestros.

Creo que mi juego en general ha mejorado. Me volví más sólido. Creo que el tenis defensivo siempre ha sido bueno, algo en lo que podía confiar, pero me las arreglé para convertir rápidamente esa defensa en una vertiente ofensiva. Creo que esa es una de las mejoras más importantes que he tenido. El hecho de que puedo conseguir algunos puntos gratis en el primer servicio ayuda cuando se juega contra Nadal. También depende de en qué tipo de superficie que juega, pero también la cantidad de partidos que le gané en el último par de años me da ventaja, la ventaja mental”, expresa el hombre que ya ha igualado el balance general ante el balear (23-23).

Aunque hay algo más importante que el cara a cara contra alguien. En términos de importancia o prioridades, esto no está en la parte superior. Aquí se trata de ganar títulos importantes. He perdido contra Roger tres veces este año. Cuando está encendido, es difícil jugar contra él, siempre jugamos partidos con mucha tensión, con mucho en juego. Con suerte podré, si me toca mañana, intentar jugar mejor de cómo lo hice hace unos días”, argumenta Djokovic sobre su posible rival en la final.

Un partido le separa a Novak de despedirse de una temporada irrepetible, once meses con dos momentos destacados. “Es difícil de decir, he tenido algunos partidos en los que he jugado realmente impecable, tenis increíble. Pero lo más destacado del año fueron las finales de Wimbledon y el US Open que jugué contra Roger. Ganar los dos Grand Slams, obviamente, contra el mejor jugador en la historia era algo que se destaca como el logro del año. Una vez más, he tenido muchas victorias que sin duda, cuando miro hacia atrás, recordaré de una manera positiva y espero utilizar para la próxima temporada”, concluye el número uno del mundo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter