Nadal tendrá que esperar

El español cae derrotado por cuarta ocasión esta temporada ante Novak Djokovic y el serbio pasa a la final. Su próximo duelo (23-23) tendrá que ser en la temporada 2016.

Podía parecer -y había muchos argumentos para pensar en ellos- que el cuarto duelo del año entre Novak Djokovic y Rafael Nadal sería muy diferente al resto. Nos equivocamos. El serbio, como ya hiciera en Montecarlo, Roland Garros y Beijing, venció al español sin ceder una sola manga (6-3, 6-3) y se clasificó para su quinta final de las ATP World Tour Finals. El partido supo a poco por la gran diferencia que hubo entre uno y otro, aunque al de Belgrado le sirve para empatar el cara a cara por primera vez ante el balear (23-23), algo que nunca había logrado durante los diez años que llevan enfrentándose sobre la pista.

Sé lo que tengo que hacer ante Novak pero no será fácil hacerlo”. Nadal conocía cuál era la mejor operación a trazar, pero ante un pincel tan perfecto como el del serbio es complicado hacer planes antes de tiempo. Empezando con un gran servicio y repartiendo de un lado a otro del cemento, Djokovic se dedicó ir atrapando poco a poco a su rival en una trampa que terminaría enviando al español de vacaciones. No le hacía falta buscar el golpe ganador, tampoco asumir riesgos innecesarios, incluso la pista, por momentos excesivamente lenta, no perjudicaba su estrategia. De manera sólida y contundente, el número arrancaba con un 3-0 en el marcador que acallaba los rumores de “partidazo” en la central. Ese break ya no se movería del luminoso, por lo que el de Belgrado capturaba por méritos propios la primera manga.

Las sensaciones volvían a ser las mismas que durante todo el curso. Djokovic volvía a subirse a lo más alto de la pirámide, observando con vileza a sus oponentes intentando maniatarle sin saber cómo. Toda la evolución procesada en la gira indoor no hizo acto de presencia en el O2 Arena para ayudar a Rafa en sus quintas semifinales en el torneo de Maestros. Ni siquiera el llegar invicto a la penúltima ronda producía el menor indicio de miedo en la raqueta de Novak, seguro en todo momento del combate y enfocado hacia su decimoquinta final del curso, todas de manera consecutiva. La realidad es que todos los intercambios acaban cuando la Head del balcánico decidía cortar el ritmo, una velocidad de pelota a la que nunca pudo hacer frente el de Manacor.

Fallo, fallo, fallo. No funcionó desde el resto, tampoco con su revés y con el saque, mejor no hablar. La maquinaria llegaba justa de combustible y desengrasada para la cita más importante de la semana, aquella que le entregaba a Nadal, por primera vez en su carrera, las 20 derrotas en una sola temporada. Otra se volvía a resistir el certamen de los ochos maestros, la sensación cerrar el telón de un curso con victoria. Dos cosas quedaron claras. Que Djokovic y Nadal juegan ahora mismo ligas diferentes es una obviedad, sirvan de ejemplo los últimos nueve sets disputados entre ellos (todos amarrados por el serbio). Y segundo, y más importante, que la mejoría de Nadal esta semana no puede quedar en el olvido y que, con toda seguridad, el año que viene será una gran oportunidad para acercarse más que nunca a su mejor versión. Por cierto, respecto al partido, Novak hizo break en el sexto de juego y luego se gustó en el noveno, fabricando un nueva obra de perfección para zanjar su victoria número 30 del calendario ante jugadores del top-10.

El asesino vuelve al lugar de los hechos, o lo que es lo mismo, Novak Djokovic repite final en Londres por cuarto año consecutivo, un torneo en el que siempre que llegó vivo al domingo salió con el título bajo el brazo. Será su final número 85 como profesional y una oportunidad inmejorable para ponerle el punto final a un 2015 de ensueño, casi irrepetible. Un suizo será su oponente por corona, Roger Federer o Stan Wawrinka, exactamente igual que el curso anterior. Pero esta vez –toquemos madera- no habrá plantón inesperado de última hora. Esta vez no habrá lesión ni tendremos a Suiza luchando por la Ensaladera dentro de cinco días. Esta vez habrá que ganarse la copa en la pista, igual que ha hecho a lo largo de toda la semana. Igual que lleva haciendo desde el año 2012.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter