Djokovic cicatriza su herida

Dos días después de su derrota ante Federer, Djokovic supera a Berdych y se cita con Nadal en las semifinales del torneo de maestros

Novak Djokovic. Foto: BBC.
Novak Djokovic. Foto: BBC.

Novak Djokovic derrotó a Tomas Berdych en la tercera jornada del grupo Stan Smith del World Tour Finals: 6-3 y 7-5. El tenista serbio logra su clasificación para las semifinales del torneo de maestros, donde le espera Rafael Nadal.

Hace dos días en Londres, Roger Federer mostró al mundo que la condición de extraterrestre de Novak Djokovic sólo era un mito creado por su incontestable dominio en 2015. El tenista suizo reivindicó que el serbio sólo es el ser humano que mejor juega a tenis actualmente.

Tras su primera noche gris en los últimos meses, Novak reaparecía hoy con su continuidad en el torneo en juego y una cuestión tenística por responder: reaccionar como un gigante herido o alimentar las dudas creadas en torno a su estado de forma en el último evento del año.

Djokovic.

La respuesta de Djokovic quedó en un punto intermedio. El serbio logró el resultado que le exigía la ocasión, pero su autoridad en la pista fue intermitente. El duelo previo entre Federer y Nishikori rebajaba la amenaza de la eliminación para el serbio, que sólo necesitaba ganar un set para lograr su clasificación.

Los antecedentes resultaban desalentadores para Berdych, un habitual en el top 10 etiquetado como actor secundario. El checo, con dos derrotas en sus dos partidos anteriores del torneo, nunca había superado al serbio en una pista dura.

Los ocho primeros puntos ratificaban los malos presagios para Berdych. Todos los intercambios eran favorables a Djokovic, que navegaba tan plácidamente como la embarcación que traslada cada día a los ‘maestros’ hasta el O2 Arena.

Sin embargo, el viaje del serbio comenzó a ser tortuoso unos minutos después. Reaparecía la inconsistencia desde el fondo de la pista mostrada ante Federer. Novak competía en un estado casi letárgico, sin la intensidad y la energía habituales, sin el mordiente en los golpes que ha forjado su dominio en el circuito, y desde una posición excesivamente retrasada en la pista.

Berdych.

Berdych, lejos de su mejor versión, tuteaba al número uno, pero el error de no solicitar el ‘ojo de halcón’ en una bola cantada como mala que había botado sobre la línea, marcó el comienzo de su derrota. Sus habituales intermitencias y un pequeño paso adelante de Djokovic fueron suficientes para que el número uno tomara el control del partido.

Con la clasificación asegurada y liberado de presión, Novak vivió sus mejores momentos en el comienzo del segundo set, pero Berdych, ya eliminado, no se resignó a concluir su temporada con otra derrota. El checo compitió con una profesionalidad impecable, pero Djokovic esprintó al ver otro resquicio para certificar su triunfo y cicatrizar la herida del pasado martes.

Otro ‘clásico’ del tenis regresará el sábado. Nadal, más cerca de su pasado, contra Djokovic, que lucha por prolongar su presente.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes