Se despidió Michael Llodrá

Michael Llodrá aprovechó la cita parisina para despedirse definitivamente del tenis profesional. "La cirugía no fue suficiente", comentó en su despedida

Hace exactamente un año, un 5 de noviembre de 2014, Michael Llodrá anunciaba su retirada oficial del circuito individual. A sus 34 años, el parisino ponía punto y final, sin marcha atrás, a su recorrido como singlista. Un año después, tras una operación de codo y luego de pensar en alargar su trayectoria en el dobles, el zurdo galo, transmisor de un tenis hoy en vías de inminente extinción, ha querido despedirse en casa.

"La operación no fue suficiente", comentó el francés en sala de prensa. Desde el US Open de 2014 llevaba sin pisar las canchas Llodrá, esperando que la cirugía postergase un par de años su despedida para enfocarse en el circuito de dobles, disciplina en la que ya destacó durante toda su carrera, llegando a ser número 3 del mundo, cosechando 26 títulos y siendo asiduo al top-10. "Después de una larga carrera de quince años, estoy sereno". Palabras que complementan a las de la temporada pasada, corolario de su carrera individual:

"Fue mi último partido en el circuito (noviembre de 2014). Estoy emocionado pero también aliviado. Hoy día quiero algo más en mi vida; sobre todo, ver crecer a mis hijos. En mi carrera he tenido la oportunidad de hacer cumplir mis sueños de niño. He tenido cinco años maravillosos en el circuito, ganando torneos, con la selección francesa, la medalla olímpica... pero llega un momento donde uno tiene que decir basta".

Llodrá, que fue comentarista durante este largo año que ha discurrido desde agosto de 2014, aprovechó su comparecencia de despedida para anunciar que asesorará al equipo belga de Copa Davis en la final que les enfrentará a a Gran Bretaña de Andy Murray a finales de noviembre, competición que no pudo coronar como jugador y que intentará aliviar desde otra perspectiva.

Llodrá se va como un quijote tenístico. Comenzó como profesional en los albores del cambio de paradigma en cuanto a tipología de juego y se adaptó a ello con un juego eminentemente vertical, patrón que agudizó en su madurez y que le convirtió en un perfil prácticamente aislado, un verso libre entre tanta horizontalidad, consistencia y rallie largo, representante de la versátil y ofensiva escuela francesa.

Michaël Llodra, el último gran voleador

Michaël Llodra, el último gran voleador

Este año será el último en que podremos disfrutar de la clase de Llodra, último baluarte de un tipo de juego en peligro de extinción: el saque y volea

Seguir leyendo

Michael ganó cinco títulos individuales en individuales En el doble que consiguió sus mejores resultados: 26 títulos, incluyendo tres Grand Slam: Wimbledon en 2007 con Arnaud Clement y el Abierto de Australia en 2003 y 2004 con Fabrice Santoro. También logró la Copa Masters en 2005, con Santoro.

Comentarios recientes