22 años después, Garbiñe Muguruza

Garbiñe Muguruza, que hoy sufrió para derrotar a Petra Kvitova, es la primera española en alcanzar las semifinales del torneo de maestras desde 1993

Garbiñe Muguruza deja otra huella en la historia del tenis español. Tras derrotar a Petra Kvitova en Singapur (6-4, 4-6 y 7-5), se convierte en la segunda española en alcanzar las semifinales del ‘torneo de maestras’.

Arantxa Sánchez Vicario lo consiguió en dos ocasiones: en 1989, año de su debut en este evento, y en 1993, cuando alcanzó la final, siendo derrotada por Steffi Graf. Por aquel entonces, Garbiñe (8 de octubre de 1993) era una niña recién nacida.

Ahora, esa niña es la tercera mejor tenista del mundo tras una progresión sobresaliente en los últimos meses. Las virtudes de Muguruza van más allá de la potencia de sus raquetazos. Su posición adelantada en la pista apenas concede vida a la pelota tras el bote. Garbiñe ataca la bola, la devora y asfixia a sus rivales, con escaso tiempo de reacción.

A ello se ha unido la madurez mental adquirida por la tenista española en los últimos meses. Muguruza ha alcanzado la regularidad necesaria en su juego para desafiar a cualquier rival. Huye de la inconsistencia que define habitualmente a las grandes pegadoras.

Muguruza.

La española se encontraba hoy con Kvitova por primera vez en su carrera. Y el duelo no dejaba margen para la especulación, ya que la continuidad de ambas en el torneo estaba en juego. El partido suponía la confrontación de dos fortalezas técnicas: el clásico saque abierto de la zurda Kvitova frente al poderoso revés cruzado de Muguruza.

Las virtudes ofensivas de Garbiñe y Petra deparaban un interesante duelo en búsqueda de la iniciativa del punto. La jugadora española alcanzó la excelencia en el primer set, donde ya certificó su presencia en las semifinales. Pero Kvitova respondió en el segundo parcial con la brillantez propia de una campeona de Wimbledon y del ‘torneo de maestras’.

Kvitova.

La agresividad de la checa en el resto alteró la estabilidad de Muguruza. Ésta tuvo capacidad de reacción y se acercó a la victoria, pero dos costosos errores en la red levantaron a Kvitova. Fueron los peores momentos de Garbiñe, cuyas dobles faltas en el comienzo del tercer set concedían el mando del partido a su rival.

Sin embargo, Muguruza se alejó de la oscuridad y recuperó su esplendor al resto. Sobreviviendo a un carrusel de roturas de servicio (15 en total) y a un 0-30 adverso cuando servía para mantenerse en el partido, Garbiñe alcanza las semifinales con el brillo que supone un pleno de victorias. Agnieszka Radwanska espera a la española este sábado. Otra cita con la historia.

Por su parte, Kvitova queda en manos de su compatriota Lucie Safarova. Sólo si la checa derrota a Angelique Kerber en dos sets, Kvitova será semifinalista. En los demás casos, la alemana alcanzaría esta ronda, en la que se enfrentaría a Maria Sharapova.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes