Previa WTA Finals Singapur: Garbiñe Muguruza vs Lucie Safarova

La española encara su primer partido en un torneo de maestras ante la rival que ya le ganó esta mañana en su duelo en dobles junto a Carla Suárez.

Mañana a las 11:00 hora española Garbiñe Muguruza hará su debut oficial en un torneo WTA Finals de categoría individual por primera vez en su carrera. Después de recorrer la mejor temporada de su carrera en todos los aspectos, ahora la española busca redondear el calendario con un gran resultado en Singapur haciendo gala del estatus adquirido tras su gran gira de cemento por Asia. Lo hará ya como número tres del mundo y como segunda favorita en liza, con lo nada hay que temer por tener a Lucie Safarova como primer plato de un largo menú.

Siendo honestos, hay que reconocer que Garbiñe no puede llegar en un momento mejor. Finalista en Wuhan y campeona en Beijing, esos han sido los dos últimos torneos de la hispano-venezolana, ya que en Hong Kong causó baja debido a unas molestias en su tobillo y de paso poder llegar a Singapur más descansada. Por parte de Safarova, todo lo contrario. Alejada de las pistas desde el Us Open por un virus, probó suerte en Linz y en Moscú cayendo derrotada a las primeras de cambio pero logrando los puntos necesarios pasar sacar su pasaporte. Este aspecto podría ser el más determinante de cara a su encuentro de mañana.

Pero no solo eso, ya que nos limitamos a los resultados. El momento de forma y sobre todo el anímico pasa por ser una de las claves más relevantes en un certamen donde solo está lo mejor de cada casa. Con nuevo entrenador, sintonía con su juego y discurso esperanzados, Muguruza aspira a todo y asombra por la madurez que ofrecen sus palabras, reconociendo que puede ser una de las favoritas pero sin perder el respeto a sus rivales. Con Safarova -que le venció este domingo en el encuentro de dobles junto a Mattek-Sands- aterriza aquí debido a un gran inicio de temporada y pasando por el aro casi al toque de campana.

Ambas han ganado título esta temporada y, sin embargo, sus mejores recuerdos llega de una decepción, de una final de Grand Slam que no pudieron amarran porque la ausente aquí, Serena Williams, decidió que nadie le iba a parar hasta el Us Open, donde cedió ante Roberta Vinci. La checa naufragó en Roland Garros y la caraqueña no pudo en Wimbledon, dos citas donde ambas dieron la talla pero no les alcanzó para frenar a la estadounidense. Ahora es turno de repetir aquellas líneas con una partitura más regular, empujadas por la motivación de pelear ante las mejores y, por qué no, de saber que no se van a cruzar con la menos de las Williams en su camino.

Un precedente entre ambas, precisamente de este Roland Garros, pone a Lucie con un 0-1 a su favor, dato que no llega a tener peso ya que pocas o ninguna conclusión pueden extraerse de un solo partido. Además allí fue en tierra batida, sin techo y hace ya medio año. Ahora las cosas han cambiado y ambas han visto cómo sus trayectorias han dado un giro de 180 grados. Empezar aquí con una victoria te da alas para soñar con las semifinales, mientras que una derrota te las corta. Cruce directo entre dos estilos ofensivos y un golpe sobre la mesa esperando dueña.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes