Rafael Nadal: “Saco muchas cosas positivas esta semana”

El subcampeón del torneo de Beijing se marchó del torneo con la bandeja de plata y con buenas sensaciones pese a la derrota ante Djokovic.

Pese a la dureza del resultado (6-2, 6-2), la moral de Rafael Nadal no se marchará destruida de Beijing tras apenas haber podido toser al número uno del mundo, Novak Djokovic. El balear, ilusionado con sus avances y su mejora dentro de la pista, reconoce haber sido inferior a su rival pero promete seguir trabajando para volver a acercarse a su mejor nivel y competir con los grandes jugadores.

Le felicito, obviamente hoy ha sido mejor que yo, pero espero luchar el próximo año, luchar contra los mejores jugadores, porque tengo motivación para ello y estoy trabajando duro y bien. Estoy feliz de cómo he jugado. Todas las mejoras son importantes, incluso las pequeñas, y creo que esta semana he mejorado muchas cosas, saco mucho de positivo de esta semana”, explicó tras sumar una nueva derrota ante el serbio, a quien no gana desde la final de Roland Garros 2014.

Creo que para el primer set, ese 6-2 es demasiado, tuve muchas oportunidades. Luego en el segundo set los dolores en mi pie derecho me hicieron perder un poco la concentración”, afirma un Nadal que no supo aprovechar las pocas ocasiones que le dio su rival y que vio cómo se le escapa su cuarta corona de la temporada.

Son ya 45 duelos en la historia entre Nadal y Djokovic, la rivalidad más repetida entre dos jugadores profesionales. “Cuando esto ocurre es porque llegamos a muchas finales o a rondas muy avanzadas, así que es una buena noticia para ambos”, subraya el manacorense quien a la vez recuerda sus enfrentamientos ante Federer cuando éste se encontraba en lo más alto del ranking. “Cuando yo era número dos y Roger Federer era número uno, mi obsesión no era alcanzarle, mi obsesión era mejorar mi juego y hacerlo a mi manera”, recuerda el actual número ocho de la clasificación, número siete a partir de mañana.

Hoy no fue un día para recordar, sinceramente, aunque Rafa prefiere quedarse con lo bueno y trabajar con su leyenda siempre presente: “Este año no ha sido ideal para mí, pero al mismo tiempo no quiero engañar a nadie, me considero uno de los mejores jugadores del mundo después de la carrera que estoy teniendo”, reflexionó el campeón de 14 Grand Slams.

Comentarios recientes