Punto de Break responde: tenis estadounidense, retirada de Serena, la solución de Nadal o las aspiraciones de Djokovic

Una semana más volvemos a la carga con todas las preguntas de nuestros lectores. Fernando Murciego intentará resolver todas vuestras inquietudes.

Cuarta entrega de la sección ‘Pregúntanos’ en Punto de Break donde Fernando Murciego responde a numerosas cuestiones como los problemas y soluciones que envuelven a Rafael Nadal, el estancamiento del tenis estadounidense, las equipaciones de los tenistas profesionales o los posibles enfrentamientos de España en la próxima eliminatoria de Copa Davis.

[1] Tomás Yacuzio pregunta: ¿Piensan que pueden aplicar el Tie-Break para definir el 5to set en todos los Grand Slams, al igual que lo hicieron en la Copa Davis?

Buena pregunta, Tomás. De momento creo que la Copa Davis ha dado un paso de gigante hacia el progreso (como bien dijo en un tweet nuestro amigo Stakhovsky) dejando de lado las épicas y las heroicidades y cuidando un poco más a los tenistas en situaciones tan tensas como las que provocan esta competición. Está claro que esta reacción se da debido a las casi siete horas de partido entre Mayer y Souza en aquel Argentina-Brasil, con lo que parece que la ITF necesita de espectáculos como éste para abrir los ojos.

En territorio Grand Slam solamente el Us Open utiliza el tiebreak en sus quintos sets, algo que llevan haciendo desde 1970. No así el Open de Australia, Roland Garros o Wimbledon, donde en la quinta manga debe ganar el que tome una ventaja de dos juegos de distancia a partir del 6-6. Pienso que esto durará hasta que los jugadores den un golpe sobre la mesa y se pongan serios con la organización, algo que tras lo anunciado en Copa Davis podría no tardar demasiado. Tommy Haas, en su cuenta de Twitter, no tardó en dar su opinión.


[2] Daniel Madrid pregunta: Me gustaría saber si los jugadores de tenis comparten vestuario o no, o si depende del torneo en el que estén, ya que no estoy seguro de esta curiosidad.

A no ser que exista alguna excepción en el circuito -cosa que desconozco-, los tenistas comparten siempre vestuario antes de un partido. No es un vestuario pequeñito, todo lo contrario, suelen ser bastante amplios para poder moverse con libertad. Por poner un ejemplo, sobre la final de Wimbledon 2008 que se ha escrito tanto, Nadal y Federer han contado en alguna ocasión cómo veían a su rival antes de entrar a pista y durante los parones por la lluvia. Estaban allí, juntos en el vestuario, incluso llegaron a cruzar alguna palabra sin haber terminado el encuentro. Eso sí, hablamos de singlistas. En tenis mixto ya no se da esta curiosidad.

[3] Eduardo Ferro pregunta: ¿Qué opinan de la crisis del tenis de USA en los últimos años? Desde el alejamiento de Roddick no hay un tenista Top 10 capaz de luchar con reales posibilidades los grandes torneos. Hoy están Isner, Sock, Johnson, Querrey o Young entre otros, que no son muy jóvenes y claramente no van a ser Top 10. ¿Podrá revertir esto USA en los próximos años? ¿Qué creen que ha pasado para llegar a esta situación? ¿El saque y red no vuelve más?

Tan sencillo como que todo lo que empieza, acaba. No significa que esto vaya a ser así para siempre, pero no dista mucho de lo que viviremos en España de aquí a cinco años. ¿Hemos hecho algo mal? Quizá no hayamos impulsado todo lo que deberíamos el tenis base, el pilar de la pirámide sobre la que se sustenta todo lo demás. En EEUU tampoco se sacó partido de la época de Roddick, aparte que allí tienen una forma diferente de trabajar el tenis, mucho más mecánica. El saque y volea forma ya parte de lo vintage, mal que me pese, pero pocos son los jugadores que nos sorprenden actualmente con esta estrategia (nos conformaremos con los vídeos de Pete Sampras).

Y sobre el futuro más inmediato, Isner parece el hombre más regular de su armada, mientras que Jack Sock es el potencial top-15 sobre el que deberían empezar a construir una nueva hornada norteamericana en la que ya calientan gente como Fratangelo, Donaldson, Tiafoe o Kozlov. Eso sí, para optar a conquistar un Grand Sla, todavía tiene que seguir lloviendo. Por suerte para ellos, en mujeres el panorama pinta mucho mejor.

[4] Miguelito pregunta: Ya se han sorteado tanto el Grupo Mundial como el Grupo I (la "2° división") de la Davis. España se la jugará en verano contra Rumanía, Lituania o Eslovenia. ¿Contra cuál de los 3 jugaríamos en casa? ¿Cuál os parece el más asequible y cuál el más peligroso?

Siendo realistas, ninguna debería de significar un problema para España. Siempre y cuando viajen los mejores, por supuesto, porque hay que recordar que, sea cual sea el rival, el equipo de Conchita Martínez deberá viajar para disputar su quinta eliminatoria consecutiva fuera de casa. Jugar fuera siempre es peligroso, mucho más sabiendo lo que nos espera: pista rápida bajo techo. Es la kryptonita para nuestros jugadores, aunque son tan buenos que son capaces de adaptarse a cualquier circunstancia, como pudimos ver en Odense.

Lituania parece ser la más débil de las tres con solo un jugador entre los 200 primeros (Ricardas Berankis). El de Vilnius (#74) sería la gran amenaza de enfrentarnos ante ellos. Luego está Eslovenia, con jugadores experimentados en el circuito ATP como Rola o Kavcic, aunque ambos más allá del top150. Y por último, la que podría y debería darnos más dolores de cabeza, queda Rumanía. Copil, Ungur y Hanescu, tenistas de muñeca rápida y correosos dentro de la pista (Hanescu ya no tanto), los tres están dentro del top200, podrían darnos más de un susto en el caso de no viajar con los primeros espadas. La mala noticia: las condiciones en las que tendremos que batirnos. La buena: que depende de nosotros el devenir de la serie, si viajan los mejores no debería haber problemas.

[5] Juan Maroto pregunta: ¿Por qué la ITF deja participar a jugadores en sus torneos de 45 años y cosas así? ¿No debería haber límites de edad?

Los hay hasta de +65 años. Bueno, vamos a ver, nadie les obliga a ir y competir, lo hacen voluntariamente y porque quieren. La carrera del tenista –la del deportista en general- es más corta que larga y es entendible que después de colgar la raqueta quieran seguir dando que hablar sobre la pista. ¿Límites de edad? Creo que el límite se lo pone cada persona, su estado de forma y sus capacidades. No el carné de identidad. Me parece una iniciativa bonita y especial para gente con más de media vida a las espaldas, siempre y cuando no se corran peligros de salud, por supuesto.

[6] Miguel Ángel pregunta: Después de esta decisión de Serena Williams de no jugar en todo lo que queda de 2015 por falta de motivación, ¿creéis que se está acercando la retirada de Serena del tenis?

Definitivamente, sí. Por suerte para Serena, este “abandono” no ha sido por ninguna molestia ni dolencia física. Aunque pensándolo bien, hubiera sido un motivo mejor que la inapetencia a competir. No hay nada que te acerque más a la retirada que la falta de motivación y desgana, algo que no sería nada sorprendente aplicado a una tenista que ya lo ha ganado absolutamente todo y ha vencido a todas las rivales posibles. Sin duda estamos ante un caso concreto, especial. Serena venía de trazar una temporada mágica que se ha visto manchada por aquella derrota ante Roberta Vinci, un resbalón que le hizo olvidar todo lo bueno a la estadounidense.

¿Retirada? Obviamente está más cerca que lejos, pero viéndola jugar y viendo su dominación en el circuito, estoy seguro de que esa fecha llegará cuando ella quiera y porque ella quiera. Este vacío a final de temporada viene sin duda por el dolor que le provocó perder el Us Open, lo que significa que todavía le siguen importando sus resultados, que todavía se enfada tras una mala tarde. Tendremos Serena para rato, quizá en un calendario mucho más recortado, pero aún al máximo nivel y compitiendo.

[7] Rakel Moya pregunta: ¿Creéis que Rafa debería replantearse su esquema de juego? Su físico ya no le proporciona victorias. ¿Un cambio de entrenador es lo que le conviene en estos momentos?

La pregunta del millón, Rakel. Aparentemente es sencilla de responder: SÍ. Está claro que el juego de Rafa ya no es el que era, bien sea porque el físico ya no está tan de su lado, porque los años pasan y pesan y, sobre todo, porque el factor mental ha dejado de ser determinante a su favor. Estamos hartos de escuchar que Nadal debe darse tres pasos hacia delante, escapar de la línea de fondo para atacar, pasar el brazo por delante y no liftar tanto la pelota… todo esto lo sabe él y lo sabe su tío Toni, pero parece ser que no terminan de aplicarlo.

El balear es un tenista que lleva trabajando con un círculo muy cerrado de personas desde que era un niño, de ahí que el ingreso de una nueva figura provoque ciertos sudores a su entorno. Desde luego, y visto cómo han funcionado Lendl, Becker o Edberg, un segundo entrenador -Toni seguiría sí o sí- le daría unos aires renovados al de Manacor, aunque eso no aseguraría una mejora de rendimiento. Después de un año nefasto en cuanto a resultados y sensaciones ya no quedan muchas más soluciones, el propio Toni afirmaba hace unos días en una entrevista que de continuar así en 2016, la opción de añadir un entrenador cobraría fuerza. Puede ser que Carlos Moyá sea el hombre perfecto para ocupar esta parcela.

[8] Richard Abreu pregunta: Teniendo en cuenta que Novak Djokovic ha sido el claro dominador en los últimos años y por todo lo que ha logrado y por su nivel de juego, ¿qué le falta para ser el mejor jugador de la historia?

Quizá engordar sus números. La simple idea de seguir sumando títulos y escalando en las máximas estadísticas posibles. La cantidad de Grand Slams es bastante importante, así como las semanas como número uno. De todos modos, eso de “ser el mejor de la historia” es una cuestión que jamás pondrá de acuerdo a todo el público tenístico. Para la mayoría Roger Federer ocupa el trono histórico, algo que encuentra su máxima lógica debido a que el suizo es actualmente el mejor, tanto en números, como en espectáculo y brillantez exhibido sobre una pista de tenis.

Sin embargo, algunos dirán que Nadal ha sido mejor porque le ha ganado 23 veces. Lo que está claro es que en lo deportivo, Djokovic ya se ha ganado entrar en ese saco de elegidos y privilegiados de la raqueta. ¿El mejor de la historia? Es algo que se escapa a los números y a la profundidad de la vitrina. Algo que se queda en lo subjetivo. Pura opinión.

[9] Juan Maroto pregunta: ¿No crees que ya es hora de que Eurosport retire a Manolo Poyán o que al menos le obligue a hablar del partido que retransmite?

Para retransmisiones deportivas, colores. Es decir, que es cuestión de gustos. Yo que he tenido el placer de comentar partidos cono Manolo, tengo que admitir que soy un enamorado de su filosofía y de su manera de trabajar. En su caso, estamos ante un genio capaz de transformar el partido más soporífero posible en una tarde divertida y amena para el espectador. Que sí, que hay que veces que se excede y se va del encuentro, pero a mí dame Poyanes que cuenten historias y debatan sobre tenis a otros que simplemente se dediquen a enunciar el marcador. Todo esto, en su justa medida, por supuesto. Ojalá lo tengamos muchos años más en el equipo de Eurosport.

[10] Óscar Nicero pregunta: ¿Por qué no obligan a los jugadores de la misma marca a vestir diferente cuando se enfrentan?

Las marcas solo diseñan una vestimenta por gira para sus jugadores y, aunque es cierto que en ocasiones coinciden dos tenistas con la misma indumentaria sobre la pista, no es algo que traiga problemas más allá que al espectador que lo ve desde su casa. Por supuesto, no todos pueden ser Federer, Djokovic o Nadal con una equipación única y personificada, pero sí vería una buena medida el tener un vestuario alternativo en caso de darse esta situación.

Y esto ha sido todo por esta semana. Si quieres que respondamos a vuestras preguntas, no olvides mandar tus cuestiones a Punto de Break responde. Rellena el formulario y la próxima semana otro de nuestros redactores os contestará.

Comentarios recientes