El despegue de Garbiñe

Garbiñe Muguruza será la número 4 ó 5 mundial la próxima semana y se asegurará una plaza en el WTA Finals de Singapur si es campeona en Wuhan

A punto de cumplir 22 años, Garbiñe Muguruza despega hacia las alturas más elevadas del tenis mundial. Su condición de finalista en la pasada edición de Wimbledon no fue un resultado accidental, a pesar de la impaciencia que genera en la opinión pública cualquier gran actuación de una deportista joven.

Junto a su nuevo entrenador, el francés Sam Sumyk, Muguruza ha alcanzado la final del torneo Premier 5 de Wuhan con importantes consecuencias. En primer lugar, la tenista española nacida en Venezuela está a un paso de lograr el título más importante de su carrera, ya que su actual palmarés individual se limita al torneo de Hobart en 2014. Además, si vence este sábado a Venus Williams, su rival en la final, Muguruza certificará su clasificación para el WTA Finals de Singapur. Y por último, el título en Wuhan situaría a Garbiñe como la cuarta mejor tenista del mundo en el próximo ranking de la WTA (quinta en caso de derrota).

Venus Williams.

"Venus es una leyenda. Tendré que salir y jugar a mi mejor nivel para ganar contra ella. Creo que va a ser una gran final", ha declarado Muguruza este viernes tras imponerse a Angelique Kerber en semifinales. La jugadora española también deberá superar las molestias que sufrió hoy en su tobillo izquierdo, por las que necesitó atención médica unos minutos antes de culminar su victoria.

Muguruza.

El desgaste físico de Venus Williams también ha sido notable. La veterana tenista estadounidense, que opta a disputar el WTA Finals de Singapur, ha luchado con la ilusión de una novata para remontar un 3-5 en el tercer set contra Johanna Konta y un punto de partido frente a Roberta Vinci. En total, Venus ha competido durante 5 horas y 22 minutos en los dos últimos días.

Garbiñe, cuarta en el ranking de los Grand Slams de 2015, puede igualar esta posición en la clasificación oficial de la próxima semana. Pero al margen del resultado en la final de Wuhan, su progresión durante esta temporada es inequívoca. Muguruza alcanza la primera línea mundial. Se aleja del factor sorpresa para ser reconocida como una de las cabezas visibles del circuito. Garbiñe despega hacia lo desconocido.

Comentarios recientes