España cierra el trámite de Odense

Rafa Nadal y Fernando Verdasco firman la victoria en cuatro mangas en el dobles y cierran la eliminatoria con un 3-0 contundente.

El equipo español de Copa Davis cerró la eliminatoria ante Dinamarca por 3-0 para sellar su permanencia en el Grupo I de la competición. Rafa Nadal y Fernando Verdasco se encargaron de firmar la victoria que faltaba ante Frederik Nielsen y Thomas Kroman (6-4, 3-6, 7-6, 6-4) y poner fin a una racha de tres derrotas consecutivas en esta modalidad, precisamente tantas como series llevaba el combinado español sin salir victorioso de una eliminatoria de Copa Davis. Ahora el conjunto de Conchita Martínez deberá esperar al sorteo del cuadro para saber cuál será su camino para regresar al Grupo Mundial.

Hablar de un partido de Copa Davis es hablar de una cita donde el ránking de los jugadores protagonistas importa entre nada y cero. Si ya no movemos en la categoría de dobles, la diferencia es más mínima si cabe. Basta ver cómo Nielsen (149º del mundo en dobles) y Kroman (sin ránking) han sabido cómo poner en apuros a dos campeones de Copa Davis como son Rafa Nadal (ex número uno del mundo) y Fernando Verdasco (ex top10). Es la magia de esta competición, que cualquier rival, bajo los colores de su país, puede inspirarse para completar una hazaña.

Pero no fue esta vez. España llegaba de perder el dobles ante Alemania (Marrero-Verdasco) y ante Brasil y Rusia (Marrero-Marc), con lo que este tercer punto empezaba a generar algo de maldición para los nuestros. Nadal y Verdasco, posible dupla de cara a los JJ.OO. del año que viene, se encargaron de echar abajo el mal de ojo pese a que por el camino se dejaron el único set que el equipo de Conchita Martínez ha cedido en los dos días de eliminatoria. Ambos empezaron algo fríos pero, finalmente, la experiencia y la calidad se acabaron imponiendo sobre la pista.

No ha sido una experiencia fácil de disputar –por las circunstancias y las condiciones- pero había que ir hasta Dinamarca para bajar al barro y salvar a España de una situación que jamás pensamos que terminaríamos protagonizando. Primero con dos partidos muy serios en los individuales y luego con un tercer capítulo en el dobles, España cierra una victoria que no probaba desde la temporada 2013 ante Ucrania y le da a Conchita Martínez su primera sonrisa desde que es capitana de esta gran selección.

¿Y ahora qué? Bueno, pues de momento España asegura su permanencia en el Grupo I de Copa Davis (llamado coloquialmente ‘segunda división’) y tendrá que esperar a que se produzca el sorteo para conocer a los dos rivales que tendrá que inclinar para sacarse un billete y regresar al Grupo Mundial del que no tuvo nunca que haber salido. Pero esto es correr mucho. Toca pensar en una eliminatoria en julio y otra en septiembre (debido a que seguramente seremos cabezas de serie). Luego, de darse bien las cosas, ya podríamos volver a juntarnos con los mejores en 2017.

Comentarios recientes