Halep puede con Azarenka

La rumana Simona Halep se cuela en la semifinales del US Open tras doblegar a Vika Azarenka en tres mangas, 6-3 4-6 6-4. 

Simona Halep se clasificó para la ronda de las cuatro mejores del US Open 2015 tras inclinar a Victoria Azarenka en tres set (6-3 4-6 6-4). El grito final con el que celebró el triunfó ejemplificó y resumió muy bien la mentalidad con la que Halep dio cuenta de una extraordinaria Vika. Rumana y bielorrusa ofrecieron un partido de enorme calidad, con un último parcial de un nivel muy potente.

Por categoría y calidad, el partido emerge como un duelo de lo mejor que la WTA puede ofrecer. Y su desarrollo está a la altura. Vika Azarenka y Simona Halep ofrecieron un tenis de un nivel notabilísimo, creciente y progresivo tanto en calidad como en emoción. Quizás siendo ambas las que aparecen como las de mayor rango y potencial por la parte baja del cuadro, el choque es de una intensidad excepcional, con un tercer set, disputado tras un prolongado parón por lluvia, realmente fantástico.

La cita arranca con Halep entendiendo mucho mejor el arranque. Jugando con la posible frialdad y las primeras sensaciones del encuentro, deja a la bielorrusa que tome la iniciativa, y un primer break de Azarenka parece quitarle la idea de la cabeza. Sin embargo, la número 20 del mundo se convierte en una máquina de cometer errores. Se precipita en todas las decisiones, seleccionando mal los tiros; descompensándose cuando domina de lado a lado a su rival y tiene que cerrar con su derecha de dentro a fuera. Azarenka se va a 4 winners y 14 unforceds. Simona marca un 12-4 que le otorga el primer parcial.

En el segundo, Vika toma la iniciativa, como era esperable, y su mirada y su instinto, quizás por el valor que adquiere el tramo de partido, salen a flote. Es Vika la que saca el brazo, pone a defender a la rumana y mejora todos los parámetros del juego que más ajenos le habían quedado en la manga de apertura. La respuesta es previsible y se produce. Vika iguala el partido. Halep, hasta el momento, es ligeramente superior cuando se suman sensaciones a la hora de atacar en parado y de cubrir pista en movimiento.

El tercer set es una barbaridad. Batido el récord de más partidos decididos en el último set en una edición de Grand Slam en toda la Era Open, el tercer set es intenso, preciso, de una concentración y hambre por parte de ambas realmente meritorio y elogiable. Pero es Simona la que eleva su propio nivel de juego hasta más allá de su techo. En los diez juegos que dura el parcial definitivo, Halep golpea con una pureza y una movilidad que ciegan a la bielorrusa.

Simona dibuja 16 golpes ganadores y 5 errores no forzados allí donde la presión y las condiciones más hacen temblar las muñecas. Un ejercicio de precisión a la máxima velocidad que la sitúa en las semifinales del US Open. Chocará con Flavia Pennetta por una plaza en la final del sábado.

Comentarios recientes