Federer revela el día que decidió cambiar su actitud sobre la pista

Roger Federer habló sobre su pase a cuartos ante John Isner y reveló qué partido sirvió como cambio en su carrera tenística.

El suizo Roger Federer derrotó en sets corridos a John Isner y selló su pase a cuartos de final del US Open donde enfrentará a Richard Gasquet. El número 2 del mundo se mostró contento por el nivel mostrado ante el norteamericano y la forma en la que jugó los desempates, donde llegó incluso a dejar a 0 a Isner, algo que jamás le había ocurrido en 429 tiebreaks. Roger también reveló el día que decidió cambiar su actitud sobre la pista en declaraciones recogidas por TWU.

"Sabía que el partido iba a ser duro y que ninguno de los dos íbamos a tener muchas oportunidades de quiebre", comienza diciendo Federer. "En los tiebreaks tienes que tomar las decisiones correctas y ése primer desempate fue clave en la batalla de los saques. En el segundo, no me sentía lo bien que en el primero y John tiraba golpes muy duros. Fue crucial. Estoy muy contento de habérmelo podido llevar".

Federer, en el tercer set, consiguió romperle el saque al estadounidense, que perdía su servicio por primera vez en todo el torneo. Conocido por tener uno de los mejores saques del mundo, los segundos de Isner causaron problemas al suizo. "Es increíble la manera en la que tiraba los segundos. La media de 185 km/h. Impresionante, cuanto menos", reconoce Roger, que preguntado sobre la grandísima volea que tiró John, que botó en la pista de Federer y volvió a la del norteamericano, decía: "Es un gran golpe pero tampoco cuenta como diez".

Roger está intentando pasar el menor tiempo posible sobre las pistas de Flushing Meadows, reservando energías para las rondas finales. "Respecto al año pasado, perdí mucha energía en el partido ante Monfils y no me sentí del todo bien contra Cilic. Me dije a mí mismo que eso mismo no me podía ocurrir este año. He tenido una buena preparación en Cincinnati y llego a cuartos muy fresco de mente y bien físicamente".

Hace muchos años, cuando Federer daba sus primeros pasos en el tenis, tenía una mala actitud en pista. Rompía raquetas, se quejaba demasiado, no conseguía concentrarse... El suizo reveló qué partido fue el que hizo que cambiara su actitud. "Encontrar la correcta actitud dentro de pista es algo que fue creciendo dentro de mí. Cuando encuentras esa paz, esa armonía, entonces es cuando empiezas a dar lo mejor de ti. Recuerdo que perdí en 2001 ante Franco Squillari en Hamburgo y todo fue mal en aquél partido. Estaba muy enfadado. Rompí la raqueta y luego, pensé: 'No puedo tener esta actitud nunca más'. Fue entonces cuando cambié. Ese fue el momento que lo cambió todo", cuenta.

Para concluir, Federer se verá las caras en cuartos de final con Richard Gasquet. "Voy a enfrentarme al mejor Gasquet que nunca me encontré", reconoce. "Él intentará jugar desde atrás, construyendo los puntos y golpeando fuerte de revés pero siento que puedo tener el partido en mi raqueta", concluye.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes