Sonrisas y lágrimas en Flushing Meadows

Mardy Fish, Jarkko Nieminen y Lleyton Hewitt, tres clásicos de nuestro tenis que disputarán su último Us Open. Para el norteamericano, será su último torneo profesional.

El aficionado al tenis respirará mañana al ver desaparecer su mono de Grand Slam y disfrutar con el arranque del Us Open 2015. Sin embargo, tres historias sobresalen por encima del torneo estadounidense. Tres hombres que aterrizan en Nueva York para firmar sus últimos golpes en la Gran Manzana: Lleyton Hewitt, Jarkko Nieminen y Mardy Fish. En el caso del último será su último torneo antes de que cuelgue definitivamente la raqueta. Sonrisas y lágrimas en Flushing Meadows.

Son ya casi dos décadas las que llevamos con Lleyton Hewitt recorriendo las pistas del circuito, se dice pronto. Como todo en la vida, el momento de bajar el telón tenía que llegar en algún momento, en concreto, en el próximo Open de Australia. Razón más que suficiente para que el torneo norteamericano le haya entregado una invitación para una última aventura en Nueva York. Allí donde salió campeón en 2001 derrotando a tres números uno en fila: Roddick, Kafelnikov y Sampras en la final. Allí donde cedió luego en 2004 ante Roger Federer en la final. Una historia de amor que verá su último capítulo este septiembre.

Lo mismo ocurre con Jarrko Nieminen, aunque sin tanta brillantez en sus páginas. El finalndés, actualmente 101º del mundo, cuenta con 34 años a las espaldas -igual que Lleyton- y decidió hace unos meses colgar la raqueta al finalizar esta temporada, con lo que el Us Open significará su último Grand Slam como jugador. Precisamente el lugar donde ocurrió uno de los mejores resultados de su carrera, unos cuartos de final en 2005 donde, justamente Hewitt, pondría punto y final a su aventura.

Muchos años más tarde, en junio de 2015, el de Masku se vengaría del australiano derrotándole en su última aparición en Wimbledon, encuentro con los nervios a flor de piel que vivimos hace unos meses. Pero el caso más carismático se lo lleva Mardy Fish. El norteamericano regresa a la Gran Manzana tres temporadas después del día en que empezó du calvario particular para zanjar una historia de superación en el mismo lugar en que empezó. Mucho tiempo de sufrimiento y de desesperación que desaparecerá para siempre cuando vuelva a poner un pie en el Artur Ashe Stadium.

Cada uno con su historia y cada uno con un camino diferente. En el caso de Fish, debutará ante Marco Cecchinato, un joven inexperto en este tipo de frentes que vivirá un ambiente único ante el de Minnesota. Hewitt tampoco tendrá un oponente de renombre con el kazajo Aleksandr Nedovyesov, a quien ya batió hace un par de meses en Copa Davis. Más complicado está el tema para Nieminen, con Jo-Wilfried Tsonga como primer escollo. Tres senderos con un mismo final pero con muy pocas ganas de que llegue. Mucha suerte, compañeros.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes