Novak Djokovic, en busca del póker de finales en Grand Slam

El número uno del mundo podría hacer historia en el Us Open disputando las cuatro finales de Grand Slam en una sola temporada. 

Si Novak Djokovic lleva instalado en lo más alto del ranking desde el pasado verano es por una razón obvia: gane o pierda, siempre está en la brecha. No importa si a la izquierda o a la derecha de la foto, si sujetando una copa o una bandeja, si sonriendo abiertamente u ofreciendo una mueca de desaprobación. No importa, el serbio es fiel a su cita con cada domingo de final. Por supuesto, en Grand Slams es donde mayor rendimiento saca, habiendo alcanzado 15 finales de los último 20 disputados. Ahora, con el Us Open tocando a la puerta, Nole buscará completar el póker’ de finales (Melbourne, París, Londres y Nueva York) en una misma temporada.

Del calor australiano hasta la cima estadounidense, pasando por la ardua adaptación a la pausada tierra batida y el fugaz pasto. Un ejercicio de regularidad y equilibrio del que solo salen victoriosos los que mejor economicen la energía y sus recursos. Casi imposible es conquistar las cuatro plazas en un mismo curso, aunque alcanzar las cuatro finales tampoco es moco de pavo. Pese a todo, Novak Djokovic ya estuvo a punto de lograrlo en tiempos pasados.

Su brillante temporada 2011, con tres majors en su vitrina, solamente quedó exenta del título en Roland Garros, donde cedió ante Roger Federer en semifinales perdiendo el primer encuentro del año en su historial. También estuvo muy cerca en 2012 (falló en Wimbledon, otra vez ante Federer en semifinales) y en 2013 (de nuevo en semifinales del Abierto de Francia, esta vez ante Nadal). Tres calendarios donde la proeza casi se convierte en realidad. Ahora, en 2015, la puerta vuelve a presentarse ante su persona.

Lo cierto es que, vista la tremenda hegemonía del serbio en la época presente, lo raro es que no lo haya logrado ya, aunque si nos fijamos en sus rivales más directos vemos que no es algo tan sencillo. Rafa Nadal nunca pudo disputar las cuatro finales de Grand Slam en una misma temporada. Lo más cerca que estuvo fue en 2010 y 2011, donde el Open de Australia resultó ser la pata errante de la mesa (eliminado en ambas ediciones en cuartos de final).

Roger Federer, en cambio, lo hizo hasta en tres ocasiones (2006, 2007, 2009) y se quedó a las puertas del póker en 2004 (cayó ante Kuerten en 3R de Roland Garros) y en 2008 (eliminado por Novak Djokovic en semifinales del Abierto de Australia). El español sigue sin conocer la sensación de optar a los cuatro grandes títulos en un mismo año mientras que el suizo ya la probó en más de una ocasión. Eso sí, nunca pudo conquistarlos todos en un mismo calendario.

Parece que 2015 puede ser el año del SÍ para Novak Djokovic. Campeón en Melbourne tras batir a Andy Murray en una final a cuatro sets, el balcánico bajaría a la tierra -nunca mejor dicho- para estamparse en la arcilla parisina frente a Stan Wawrinka y ver cómo su añorado Roland Garros se escapaba una vez más. Luego llegó Wimbledon y de nuevo Federer en la final, un obstáculo que logró batir con la inestimable ayuda de Boris Becker en su equipo. Tres finales, dos títulos y el Us Open a dos días de abrir fuego. La cuarta final de Grand Slam de la temporada está a tiro y solo un hombre tiene la carta para completar el póker.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes