Fish: "Todavía es una batalla diaria"

Mardy Fish afronta las últimos horas como profesional del tenis. Se despedirá en el US Open que comienza el lunes, admitiendo seguir luchando contra su dolencia.

Foto: NYTimes
Foto: NYTimes

Anunciada su retirada hace ya varias semanas, Mardy Fish pondrá punto y final a su trayectoria en las pistas del US Open. Allí se despedirá delante de sus compatriotas, jugando su último torneo como profesional. En una charla con Sports Illustrated, Mardy explica cómo sigue luchando contra su dolencia y cómo se sentirá el día de su despedida.

Como todo el mundo sabe, todo el proceso de su enfermedad comenzó precisamente en el US Open de 2012, cuando Mardy no salió a la cancha para enfrentar a Roger Federer en octavos de final. "Eso fue tan profundo y tan grave que tuve que parar definitivamente. Estaba en un lugar muy oscuro".

Federer, su rival aquella noche, ha sido preguntado recientemente por aquel episodio. "No entendía muy bien lo que estaba pasando en ese momento, y cuando lo vi al día siguiente, era bastante extraño saber que Mardy realmente no sabía lo que le estaba pasando. Pero estoy muy feliz de que fuese capaz de entenderlo, ponerlo bajo control y al menos despedirse en la pista. El hecho de que él sea capaz de hablar de ello abiertamente es realmente maravilloso".

Fish regresó recientemente al circuito por un breve periodo de tiempo, jugando siete partidos de individuales y dobles entre Atlanta, Washington y Cincinnati. Antes de eso, Mardy jugó un partido en casi dos años. Con la ayuda de la medicación y terapia, Fish ha logrado recuperar su vida.

''Es todavía una batalla diaria. Sin embargo, hay mucho que aprender de cada situación; estoy ganando más y más confianza acerca de algunas de las cosas que realmente me preocupaban - dormir y viajar solo, hacer ejercicio, cosas por el estilo-. Ahora cuánto más pasó esas situaciones, mejor me siento (...). Si alguien lee mi historia, y dice: `Mira, hay un hombre que luchó con un montón de cosas por las que estoy pasando yo ahora, y él consiguió salir adelante poco a poco- Eso me encantaría. Si ayudo a una persona a superar su problema, genial''.

Muchos jugadores han querido dedicar unas palabras en estos días tan especiales. "Va a ser una pena ver que no estará ya en los vestuarios", dijo Muray. "Siempre le busqué en el vestuario cuando necesitaba alguna risa", ha exclamado Federer. "Él siempre hizo esos días de largos entrenamientos algo más soportable, siempre ponía una sonrisa a su cara. Tal vez un comentario sarcástico. Tal vez una especie de burla hacia mí. No podías dejar de reír'', palabras de su compatriota Querrey.

"Es el lugar donde todos mis problemas comenzaron; el lugar donde todo se desvaneció. Así que habrá un montón de emociones''. Fish debutará ante Cecchinato por un puesto en la segunda ronda de su último viaje.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes