Federer: "La influencia de Edberg ha ayudado muchísimo a mi juego"

El suizo pasó por rueda de prensa después de lograr la victoria en Cincinnati y alabó el trabajo de Stefan Edberg. "Todos en mi equipo están encantados con él".

Que Roger Federer es otro desde que Stefan Edberg está con él, es algo que todos sabíamos pero el suizo no deja de tener buenas palabras hacia el sueco. Después de lograr la victoria en Cincinnati, el de Basilea se deshizo en elogios hacia su entrenador del que dice que todos en el equipo están encantados con su presencia. También contestó a las preguntas sobre su nueva táctica de restar los segundos saques tan cerca de la línea, algo que parece no estar sentando demasiado bien a los tenistas del circuito.

Roger comenta que la influencia de Edberg le ha ayudado muchísimo, táctica y emocionalmente. "Los primeros seis meses con él fueron muy interesantes para mí. Pasaba tiempo con él, hablándo con él, escuchándole qué tenía que decir sobre mi juego, cómo jugar sobre cada superficie, cómo organizar bien mi calendario... fue muy interesante", comienza diciendo Federer, que afirma que todos en su equipo se llevan genial con Stefan y están encantados con su presencia. "Su llegada ha sido muy buena para el equipo. Él se lleva muy bien con Severin (Luthi). Él era un héroe para los dos así que estar los tres juntos ha inyectado mucha energía al equipo", añade.

Eso sí, reconoce quién es el que está al mando de sus entrenadores. "Stefan es quien me da diferentes consejos sobre qué hacer en los partidos o los entrenos pero es Severin el que maneja el barco".

Durante esta semana, han sido muchos los que han comentado la nueva táctica de Roger de restar algunos segundos saques muy cerca de la línea de saque. Algo que parece no estar sentando muy bien de puertas para adentro y hay rumores que dicen que son varios los jugadores que lo ven como una 'sobrada'. Federer habla sobre esto. "No voy a jugar en la manera en la que ellos quieren que juegue. Es un poco una locura para ser honesto, pero me está funcionando. No es que lo haga en todos los segundos saques, sino en algunos puntos. Es bueno crear un poco de confusión en la cabeza del adversario", explica Federer que hizo su táctica durante un momento decisivo, durante el tiebreak del primer set ante Djokovic. "Creo que fue con 4-1 en el tiebreak, ¿no? O con 3-1, sí. Él iba a tirar probablemente al revés pero sirvió a mi derecha. Tuve que hacer un escorzo pero la alcancé perfectamente. La metí dentro y lo puse bajo presión".


"Si no te rompen el saque, puedes intentar lo que quieras al resto", declara el número 2 del mundo que apenas tuvo bolas de break en contra en todo el torneo. "Jugar más al ataque me divierte más", reconoce.

A sus 34 años recién cumplidos, Roger no se cansa de innovar, algo que está siendo clave en que siga estando ahí arriba. "El cambio de raqueta me vino también muy bien a mi juego. Sobre todo para mi revés. Antes usaba demasiado el slice y ahora intento no hacerlo demasiado. Intento ser más agresivo que antes con mi revés".

Sobre Djokovic, Federer cree que su rivalidad ha ido sufriendo una evolución con el paso de los años. "Se mueve genial, su derecha y su revés son muy sólidos. Él no suele cometer muchos errores en la parte de su drive. Si miras al partido de este mismo año en Indian Wells con el de hoy, se nota la diferencia. Muchos más puntos desde el fondo y más largos". Y confiesa: "Espero que él pueda ganar aquí un año. Se lo merece. Ha estado cerca varias veces".

Para concluir, en una rueda de prensa en la que Federer no rehuyó contestar a absolutamente ni una sola pregunta, el suizo reconoce que pasa por uno de los mejores momentos personales en su carrera. "Me divierto jugando más que nunca porque aprecio este deporte ahora mucho más que antes. No sé cuánto tiempo más estaré en activo pero intentaré que sean muchos años más".

Comentarios recientes