Novak Djokovic: “Dolgopolov mereció ganar”

El serbio se mostró descontento con su partido ante Dolgopolov aunque da gracias por una nueva victoria. También le dedicó varios piropos a Federer.

Un número uno enfadado consigo mismo. La reacción de Novak Djokovic en rueda de prensa no fue tan entrañable como de costumbre debido a que, como él bien dice, tuvo el partido perdido ante Aleksandr Dolgopolov en varias varias ocasiones. El de Belgrado hizo autocrítica para después analizar la final del Masters 1000 de Cincinnati ante Roger Federer, un rival que “siempre te va exigir el máximo”.

"No pienso que haya jugado bien, o por lo menos no estoy satisfecho con la forma en que jugué, pero una victoria es una victoria. Le doy crédito a Alex que ha desarrollado su tenis agresivo y variable. Él estuvo muy cerca de ganar este partido y en caso de ganar, lo habría merecido. Tuve la suerte de estar allí y luchar. Cuando estaba abajo 0-3 en el tiebreak parecía que todo estaba en manos de Dolgopolov, pero nunca me doy por vencido. Y gané. Lo mismo sucedió contra Goffin", reflejó el balcánico.

Djokovic también hizo mención a sus dolores abdominales en los primeros compases del segundo set, momento en el que Dolgopolov iba sin frenos hacia la victoria. “Estoy bien. Al cambiar de campo el doctor me dio unas pastillas y el dolor desapareció, confesó Novak, quien segundos después bromeó con su la situación: “¡Es un niño!”.

En el horizonte, una victoria y un récord histórico, ser el primero en conquistar los 9 Masters 1000. “Soy consciente de que estoy a punto de lograrlo, pero en general se trata de un partido como cualquier otro. Espero que el quinto intento sea el bueno, me doy una nueva oportunidad de luchar para asegurarme este título. Éste fue el objetivo de venir aquí a Cincinnati, en los últimos dos años siempre he tenido en mi cabeza el hacer historia y eso es lo que me motiva aún más", asevera.

Para evitar tal hazaña, Roger Federer como último escollo. ¿Qué decir sobre el suizo? "Sigue dominando como siempre. Todavía se clasifica a finales de Grand Slam y sigue alcanzando las últimas etapas de los torneos más importantes. Sabemos que cada semana jugará un gran tenis y tendremos que dar el máximo para batirle. Puede realizar casi cualquier golpe, su talento es indiscutible desde siempre. Creo que la capacidad de jugar a la defensiva e inmediatamente contraatacar con esa naturalidad es el secreto de su éxito en los últimos años”.

Tras modificar su juego, cae con más frecuencia a la red y acorta los intercambios para no sufrir físicamente con personas más jóvenes. Murray, Nadal y yo hemos tenido que mejorar desde el resto cuando él empieza a dominar con su servicio. Todavía juega a lo grande y se nota que se siente bien en el campo", concluyó el de Belgrado desgranando a su rival más frecuente esta temporada.

Comentarios recientes