Previa final Montreal | Novak Djokovic vs Andy Murray

Los dos jugadores más en forma de la temporada se cruzan por tercera vez en una final este curso con la corona de Canadá en juego.

De nuevo un Masters 1000 donde la renovación y el relevo generacional brillará por su ausencia. Novak Djokovic y Andy Murray, dos de los jugadores más clásicos del circuito y miembros del ‘BigFour’, concentrarán sus energías durante la tarde-noche del domingo para pelear por el título en Montreal. Ambos han sido los mejores desde que comenzara el torneo -más Andy que Nole- como también a lo largo de toda la temporada, con lo que no será la primera vez que les veamos batirse por el cobre el último día de la semana.

El primero en clasificarse a la cita definitiva fue el número uno del mundo. Djokovic apenas tuvo que sudar para inclinar a un Jeremy Chardy que afrontaba la primera semifinal de Masters 1000 de su carrera. Dos breaks a favor del serbio fueron suficientes para cerrar la cita felizmente y airearse de las dudas surgidas ante Gulbis. El de Belgrado hace tiempo que no ofrece su mejor versión sobre la pista, aunque eso no le impide que acumule ya 30 victorias consecutivas en este tipo de torneos y encadene nueve finales ATP de manera ininterrumpida. Él decide cuando acelerar y cuando ahorrar energía.

Puede que ante su rival de esta noche no sea suficiente. Andy Murray leva todo el año opositando claramente para convertirse en la piedra de toque del tenista balcánico, de hecho, a partir de mañana volverá a ocupar la segunda posición del ranking mundial, aunque a más de 4000 puntos de diferencia entre ambos. El escocés llega tras pasearse ante un debilitado Nishikori, con lo que apenas tuvo que esforzarse en esa penúltima cita canadiense. Si hay alguien ahora mismo que pueda poner en apuros a Novak es él, pese a que los resultados anteriores se hayan contado todos por fracasos. El balance entre ambos es demasiado favorable al serbio (19-8) aunque nunca es tarde para maquillar la estadística.

Tercera final entre Djokovic y Murray en lo que llevamos de temporada. Australia y Miami servirán de antecedentes para el escocés, dos batallas donde salió por la puerta de atrás pese a que tuvo sus oportunidades de darle la vuelta a la situación. También cruzaron en las semifinales de Indian Wells y Roland Garros, generando el mismo resultado aunque con diferente marcador: Djokovic celebrando y su rival aplaudiendo al campeón. Hay que remontarse hasta la final de Wimbledon 2013 para recordar al británico superando a su bestia negra, más de dos años en los que el pupilo de Amélie Mauresmo no ha sido capaz de conquistar ningún título de Grand Slam.

Canadá ya les ha visto ganar a ambos, con lo que no será una final inédita para ninguno. El serbio levantó el trofeo hasta en tres ocasiones (2007, 2011, 2012), mientras que el oriundo de Dunblane hizo lo propio en 2009 y 2010. En las manos de Djokovic está el convertirse en el máximo ganador histórico del torneo norteamericano, al mismo tiempo que se colocaría a dos Masters 1000 de diferencia respecto a Nadal. Más humildes son las metas de Murray que conquistó en hace unos meses en Madrid la única copa a la que el balcánico decidió no presentarse. Esta vez tendrá que batirle para salir campeón, una hazaña que solamente tres hombres han descifrado en este 2015.

Comentarios recientes