Ana Ivanovic sigue con su casting

Desde que comenzó su carrera profesional, Ana Ivanovic, que vuelve a trabajar con Nigel Sears, ha cambiado de entrenador trece veces en doce años

Decía el veterano Eric van Harpen en una reciente entrevista a Punto de Break, que las jugadoras actuales “cambian a sus entrenadores como camisas sucias”. Al margen de la terminología, más o menos apropiada, la frase de Van Harpen refleja la inestabilidad de algunas tenistas en su relación con los entrenadores.

Nadie encarna esta propensión al cambio como Ana Ivanovic. La tenista serbia, que comenzó hace unos días una nueva etapa junto al técnico Nigel Sears, ha protagonizado trece cambios de entrenador en doce años.

Ivanovic.

El serbio Dejan Vranes guió a Ivanovic en sus inicios como profesional (2003-04), en los que la tenista alternaba su participación en el circuito ITF y en torneos de la WTA. Posteriormente, Ivanovic se asentó en el tenis profesional junto al holandés Van Harpen. Más tarde, fue el húngaro Zoltan Kuharszky quien se encargó de la dirección técnica de Ivanovic. Le siguieron el australiano David Taylor, el holandés Sven Groeneveld y el estadounidense Craig Kardon.

Posteriormente, Ivanovic trabajó durante unos meses junto al tándem formado por Darren Cahill y Sven Groeneveld, ambos entrenadores de Adidas, marca que patrocina a la jugadora serbia. En 2010, el suizo Heinz Günthard se convirtió en entrenador de Ivanovic, pero su relación profesional concluyó al finalizar la temporada. Su relevo fue el portugués Antonio van Grichen, quien apenas dirigió a Ana durante dos meses.

Ivanovic.

El británico Nigel Sears asumió la dirección técnica de Ivanovic en julio de 2011. Dos años después, Ana apostó por su compatriota Nemanja Kontic. Pero en julio de 2014, Ivanovic finalizó inesperadamente su etapa con Kontic. El serbio Dejan Petrovic fue su entrenador hasta el pasado mes de mayo. Posteriormente, el alemán Mats Merkel, uno de los técnicos de Adidas, guió a Ivanovic en una fase crucial de la temporada que abarcó los torneos de Roland Garros y Wimbledon.

Las causas de una ruptura entre un tenista y un entrenador son múltiples: resultados negativos, falta de sintonía, desgaste de la relación, circunstancias personales, nuevas oportunidades profesionales, etc. Otra vez junto a Nigel Sears, padre de Kim Sears y suegro de Andy Murray, Ana Ivanovic enciende otra llama que le alumbre en los grandes escenarios. La tenista serbia, que a día de hoy no estaría clasificada para el WTA Finals de Singapur, mantiene el cambio como forma de vida.

Comentarios recientes