El tenis del futuro, cada vez más cerca

La ATP confiesa que en 2016 creará un nuevo torneo donde podrá experimentar aplicando reglas revolucionarias para atraer a más aficionados.

El pasado mes de enero, Roger Federer y Lleyton Hewitt disputaron una exhibición que se consideró el partido del futuro. Un encuentro con unas reglas revolucionarias que generaron diversas opiniones. El partido se disputó al mejor de 5 sets y en cada uno de ellos se tenía que llegar a los 4 juegos. Con el objetivo de hacer más emocionantes los comienzos de sets, acortar la duración de los partidos, atraer a más gente y favorecer las emisiones televisivas, se apostó por unas reglas que incorporaban el ‘let’ como válido en el saque y los juegos se definían por punto de oro si se llegaba la 40-40 en el marcador.

Un informe de Tom Perrotta en el Wall Street Journal, indica que, a pesar de que se está viviendo una época dorada en el tenis mundial con el ‘Big Four’ como una camada de jugadores única e irrepetible y una Serena Williams que busca destrozar todos los récords habidos y por haber del tenis mundial, hay preocupación por lo que pueda venir del tenis en un futuro a corto y mediano plazo.

“Mira los estadios”, explica Craig Tiley, máximo responsable de la Federación Australiana de Tenis. “Recién después del 3-3 en el set la gente se empieza a involucrar. Tenemos muchos momentos ‘bajos’”, prosigue Tiley. Por otra parte, Chris Widmaier, portavoz de la USTA, dijo en un comunicado que el "ritmo de juego es un área que se puede mejorar, y estamos explorando conceptos que pueden abordar esto”.

Algunos de los cambios que se proponen desde la USTA, siempre buscando el consenso de los jugadores, es permitir que los aficionados puedan entrar y salir a su antojo de la tribuna del Artur Ashe y no tener que esperar a los cambios de lado para hacerlo. “Si los jugadores estuvieran de acuerdo y que esto se convierte en norma en el tenis, una de las primeras cosas que haría sería poner servicio de comida y bebida en las pistas”, agrega Widmaier.

Chris Kermode, presidente de la ATP, ve positivo el hecho de permitir el ‘let’ en el saque y considera oportuno reducir el tiempo de calentamiento antes del inicio del encuentro. Pero advirtió que antes de cualquier cambio, estas nuevas normas deberían probarse en unos niveles inferiores o en eventos que no sean del circuito. El tenis ha visto pocos cambios durante su creación ya que únicamente se introdujo el tiebreak y el ‘ojo de halcón’.

Diferentes puntos de vista que coinciden en que el tenis se tiene que acercar a nuevos aficionados y volver a producirle un hormigueo en la panza a los siempre fieles fanáticos de este deporte. Sin embargo, lo que más cuesta es que los jugadores de peso en el circuito y los ya establecidos, sobre todo en individuales, den un paso adelante e intenten cambiar un deporte tan tradicional como el tenis.

“Creo que el tenis es muy exitoso y agradable tal y como está”, comentaba Milos Raonic refutando unos posibles cambios. “Demasiado estrés tenemos ya dentro de la pista”, agregaba Jelena Jankovic cuando era consultada por la libre circulación de aficionados en las gradas.

Sin embargo, pesos pesados de la modalidad de dobles como Bob Bryan y Daniel Nestor, están en el ‘otro bando’. “Yo cambiaría inmediatamente la ventaja (pondría punto de oro) tanto en singles como en dobles”, opina el canadiense. Bob Bryan, número uno del mundo en dobles junto a su hermano Myke, también prefiere este sistema de puntuación y le gustaría una libre circulación de aficionados. “Al principio (a los jugadores) les molestaría pero se terminarían acostumbrando”.

Kermode, presidente de la ATP, tiene un buen experimento entre manos de cara al año que viene: organizar un torneo que no reparte puntos pero sí dinero con los ocho mejores rankeados hasta 21 años y allí poder probar nuevas reglas con las estrellas del futuro. “Allí podremos probar todo lo que queramos, esto es lo que me ilusiona. Vamos a por ello, vamos a apostar todo allí”.

Comentarios recientes