Andy Roddick: “Me siento como el chico que es demasiado mayor para volver a un baile de instituto”

Andy Roddick volverá a competir esta semana en Atlanta junto a Mardy Fish. El exnúmero uno estadounidense disputó ayer una exhibición en la que imitó a Rafael Nadal

Andy Roddick.
Andy Roddick.

Vuelve Andy Roddick. El campeón del US Open en 2003. El abanderado del tenis masculino estadounidense en la primera década del siglo XXI. El tenista ensombrecido por Roger Federer. El hombre que desafiaba a los jueces de silla.

Retirado desde el US Open de 2012, Roddick regresa a la competición oficial esta semana en el Atlanta Open. “Me siento como el chico que es demasiado mayor para volver a un baile de instituto”, bromea el exnúmero uno en declaraciones recogidas por la web oficial de la ATP.

El retorno fugaz de Roddick obedece al adiós de su compatriota Mardy Fish, que inicia en Atlanta una gira de despedida con final en el próximo US Open. Ambos formarán pareja en el torneo de dobles, donde les esperan Yen-Hsun Lu y Jonathan Marray en la primera ronda.

Roddick y Fish.

Atlanta dejó huella en la carrera de Roddick. Allí logró el extenista de Nebraska su primer y último título individual. Y allí vuelve para despedirse junto a un amigo. “Estoy contento de que Mardy tenga esta oportunidad. Fue muy duro ver todo lo que pasó sin que la gente entendiera completamente lo que le pasaba. Me encanta que se sienta cómodo contando a la gente lo que ha superado”, comenta Andy.

“Es una persona nueva desde que su hijo vino al mundo. Todavía puede jugar. Desde que anunció su despedida y ve el final, se ha quitado un poco de presión. Estoy contento de ayudarle esta semana. Tenemos una larga historia”, afirma Roddick sobre Fish.

Sin tensión competitiva, Andy derrotó ayer a Frances Tiafoe, uno de los jóvenes valores del tenis estadounidense, en las pistas de Atlanta (6-3, 6-4). Además, Roddick aprovechó esta exhibición para divertir al público local con esta particular imitación de Rafael Nadal:


Andy Roddick y Mardy Fish volverán a ser pasado del tenis dentro de unas semanas, pero Atlanta guarda un rincón para el romanticismo, un lugar para la nostalgia.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes