Orantes: “No comprendo cómo se puede ir a Bastad o Hamburgo antes que plantearse jugar la Davis”

Manuel Orantes critica la gestión de la RFET y el CSD, pero no entiende la renuncia de algunos tenistas españoles a jugar la Copa Davis

Manuel Orantes, ganador del US Open en 1975 y del ‘torneo de maestros en 1976, entre otros títulos, ha analizado la situación institucional del tenis español y del equipo de Copa Davis en una entrevista al diario As.

“No me explico cómo se ha podido llegar a esta situación. En mi época, incluso cuando yo fui capitán y ya después, en los años 90, todo el mundo quería jugar la Davis. En mis siete años de capitanía, todos iban contentísimos porque jugar la Davis y tener la posibilidad de ganarla era algo que da prestigio. Ahora, la misma Conchita Martínez habla del ‘esfuerzo’ y ‘sacrificio’ de los jugadores. Por el amor de Dios... Messi ha jugado todos los torneos, lo ha ganado todo, y luego se va a jugar con Argentina”, ha declarado el extenista granadino.

Copa Davis.

Orantes no entiende que algunos tenistas españoles compitan en torneos como los de Bastad tras haber renunciado a la eliminatoria de Copa Davis en Rusia: “Tampoco puedo comprender cómo no se sienten atraídos aquellos que son más jóvenes y los que apenas han ganado algún torneo y ya están más allá de los 20 primeros. No comprendo cómo se puede plantear ir a Bastad, Hamburgo o un torneo de estos, antes que plantearse jugar la Davis. Técnicamente, no cabe decir que no han podido ir a la Davis”.

“Esto va más allá de que, por ejemplo, estuviese o no Gala León. Con Moyá tampoco fueron la mayoría de jugadores. No hay excusas”, añade Orantes.

En el ámbito institucional, el granadino ha reconocido su distanciamiento con la RFET en los últimos años: “Estoy bastante lejos del panorama y dedicado a mi club y escuela (Bonasport), entre otras cosas, porque así lo quiso la federación en momentos sucesivos. No se me ha consultado, como a otros tantos de nuestra época y posteriores. Con los últimos presidentes no he ido mucho más allá del saludo”.

Escañuela.

Orantes también ha criticado la gestión de algunas instituciones: “No se hacen las cosas bien ni en la federación española, ni en la catalana, ni tampoco por parte del Consejo Superior de Deportes, desde mi punto de vista. Hay nidos de ‘enchufados’ por todas partes. El Consejo y la RFET, que hasta ahora ha sido un desastre, deben fijar como un sistema de becas: aquel que reciba ayudas, se beneficie o vaya a los centros de alto rendimiento (CAR), luego debe estar obligado a competir, aunque sea como compensación”.

Por último, el extenista español ha recordado una anécdota: “Apenas se recurre a los veteranos que saben y podrían asesorar. Eduard Güell, un chico que promete y creció en nuestro club, pasó al CAR de Sant Cugat con 15 años. Empezó a ir a torneos. En el primero de ellos, jugaba a las 14:00 horas, no diré dónde. Cuando Güell se levantó, tenía un mensaje del entrenador que viajó con él. Le decía: ‘Me voy de turismo y ya volveré a verte cuando empieces a jugar”.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes