Andújar pone en jaque a Rusia

El conquense venció en sets corridos a Karen Khachanov, jugó a un gran nivel y puso el 2-0 para España que está a un paso de finiquitar la eliminatoria.

 

Pablo Andújar venció a Karen Khachanov 6-3, 6-3, 6-1 y dejó al borde del KO a Rusia. Gracias al triunfo, España termina la primera jornada en Vladivostok de forma soñada y con el 2-0 a favor en el marcador. El español fue quien llevo el control del partido ante un joven ruso que siempre fue a remolque y sucumbió ante la experiencia del conquense. Con este resultado, España acaba con los dos puntos individuales en su casillero y tiene todo de cara para sellar la eliminatoria sin sufrimiento alguno.

Pablo Andújar saltaba a pista del Festisov Arena más relajado tras saber que Tommy Robredo se había impuesto con solvencia a Andrey Rublev en el partido que abría la serie. En el primer partido, la experiencia destrozó a la juventud y Andújar quería mantener la misma línea en el segundo partido. El guión de Tommy funcionó y Pablo quería hacer lo mismo desde el principio: mandar, mostrar actitud, experiencia y la madurez necesaria para encarar un partido que acarreaba mucha responsabilidad. El español entró tranquilo a la pista y se aprovechó de los nervios del ruso.

Kachanov tenía la responsabilidad de igualar la eliminatoria para no dejar a su país al borde del abismo pero desde el inicio recibió cachetazos españoles. Andújar tomó la iniciativa del encuentro, salió sin aparentes nervios y pasó por encima del rival. No titubeó en ningún momento del partido. Se mostró valiente, agresivo y llevó la iniciativa en la gran mayoría de puntos para tener controlada la situación.

Andújar, que estuvo fresco de piernas durante todo el partido, terminó el partido con algunos problemas físicos en las piernas y andando durante el último juego. A pesar de estas molestias, estuvo muy metido y concentrado para hacer su labor y sacar el partido adelante imponiendo la experiencia en los momentos importantes para en un visto y no visto meter un cómodo 6-3, 6-3 y 6-2. El español se sacó la espinita de Brasil, logró el segundo punto para el país y dejó a los rusos con el agua al cuello. La experiencia es un grado y España hoy lo demostró en Vladivostok.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes