Roger Federer: “Estoy feliz por mi rendimiento y triste porque no he ganado”

El suizo admitió que tuvo sus oportunidades pero que Novak fue mejor en los puntos importantes. “Volveremos a intentarlo la próxima temporada

Roger Federer cumplió su tercer año consecutivo sin levantar un trofeo de Grand Slam tras caer en la final de Wimbledon ante el número uno del mundo, Novak Djokovic. Precisamente en Londres fue donde conquistó su último major, allá por 2012 ante Murray, una historia de amor que hoy no pudo repetirse ante un rival que, si le perdonas, lo acabas pagando.

Novak estuvo brillante en los puntos importantes y al final se convirtió en una roca sólida. Esto es sencillamente lo que ha pasado. Él ha jugado muy bien a lo largo de todo el torneo, de todo el año, también de la temporada pasada y de la temporada anterior, es decir, siempre. Este año se merecía el título”, afirmó el maestro suizo a pie de campo en plena entrega de trofeos.

Siempre con una sonrisa y felicitando al campeón. Así es la nueva vida de Roger Federer, aunque siempre un poco dolido por la derrota. “Por supuesto que me hubiera gustado ganar hoy, sin lugar a dudas. He tenido mis oportunidades de ganar y por eso estoy decepcionado. Supongo que el primer set ha sido clave, si lo hubiese ganado es posible que las cosas hubieran sido diferentes. Tampoco me hubiera venido mal sacar un poquito mejor, conseguir más puntos gratis”, declaró el heptacampéón de Wimbledon.

Jugué bien, estoy contento. Todavía me siento motivado para seguir jugando, partidos como éstos ayudan. Sigo con hambre, lo voy a seguir intentando. Hoy no ha sido mi día, Novak estuvo muy bien, pero volveremos el próximo año”, expresa el de Basilea con una sonrisa de agradecimiento en el rostro.

Ha sido un placer volver a jugar delante de este público y estar acompañado de mi equipo. Es un lujo ver cómo la gente te aplaude pese a que lleves la bandeja de subcampeón, que sí, que está bien, pero no es lo mismo. El camino será largo hasta volver a una nueva final, ésta es la razón por la que la derrota duele más”, manifestó el número dos del mundo en sala de prensa ante cientos de periodistas.

Un viaje que se acaba y otra oportunidad que se escapa. “Para mí ha sido un gran torneo, con dos semanas de buen tenis y de sentimientos encontrados. Estoy feliz por mi rendimiento y triste porque no he ganado, es duro pensar que habrá esperar un año entero para regresar aquí e intentar ganar de nuevo seis partidos. En los próximos 10-12 días decidiré mi calendario para el resto de temporada”, concluyó Roger.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes