Djokovic-Anderson: Continuará...

Suspenden el Novak Djokovic - Kevin Anderson por falta de luz después de que el serbio igualara el marcador tras ir dos sets abajo.

Partidazo entre Novak Djokovic y Kevin Anderson que se ha suspendido por falta de luz después de que el serbio igualara el marcador a dos sets y deja todo pendiente para mañana con 6-7, 6-7, 6-1, 6-4 en el luminoso. El parón no le viene nada mal a Anderson que veía cómo Nole le estaba comiendo terreno.

Templados los nervios iniciales donde ambos tenistas llegaron a tener bola de rotura, fueron tomando temperatura con su servicio poco a poco aunque fue el sudafricano quien parecía llevar el partido por el camino que más le favorecía, dando poco ritmo de bola. Djokovic se sentía muy incómodo y era habitual verle sacando adelante su saque con marcadores apretados. Anderson, a lo suyo. Saquetazos y winners y colocó el primer set ahí donde quería, en el desempate.

Ahí, Djokovic se marcó dos puntazos de auténtico número 1. Dos puntos de esos que no sólo salen en los mejores puntos del torneo, sino del año. Pero el serbio mostró en este tiebreak los mismos altibajos que durante toda la manga inicial y permitió a Anderson ponerse con punto de set después de cometer una doble falta que resultaría mortal para él puesto que el sudafricano no fallaría para cerrar el primer set con un ace.

Anderson, sin darle ritmo a Nole, tenía el partido donde quería. Tal fue así que jugando su mejor tenis del torneo y después de un puntazo, consiguió romper el saque a Djokovic y ponerse 3-1 arriba. El siguiente juego iba a ser crucial y confirmar el break ante el número 1 del mundo después de haberse llevado el primer set no lo hace cualquiera. La mano, inevitablemente, le tembló a Anderson y Djokovic recuperó el break a continuación y se salvó de la quema. Por ahora.

Porque Anderson no desvaneció a pesar del duro revés sufrido. Siguió a lo suyo, sin salirse de la línea marcada y llegó a tener bola de set restando con 6-5 arriba. Djokovic tiró de galones y salvó el bache para llevar el segundo set a otro desempate. Un tiebreak que parecía tener encaminado con 4-1 y saque pero, de nuevo, otra doble falta le condenaría e hizo que Kevin tirara con todo hacia adelante y sin miedo y empezara a sumar puntos. A base de aces y mucha presión con sus golpes, asfixiando al serbio y después de una volea de otra galaxia, Anderson se ponía dos sets a cero arriba ante Djokovic.

Justo hace 14 años, un número 1 fue apeado en octavos de final de Wimbledon. Fue Sampras a mano de Roger Federer. Anderson quería lograr lo mismo hoy pero no le iba a resultar nada fácil porque Novak no iba a rendirse así como así. Después de ganar los dos primeros sets, entraba dentro de lo normal que Anderson se relajara un poco y no sorprendió a muchos que Novak se pusiera 3-0 arriba ya desde el inicio. Poca más historia y es que en un visto y no visto, Djokovic se apuntó el tercero por un contundente 6-1.

La noche caía en Londres y la cara de Anderson se iba torciendo cada minuto que pasaba mientras la de Djokovic se ponía más seria. Kevin intentaba volver al patrón de juego que le llevó al éxito en los dos primeros sets, siendo agresivo a la mínima y siendo contundente al saque pero Novak había dicho para entonces que ya basta de tonterías y volvía a romper el saque a su rival en los primeros juegos para ir liderando el marcador todo el set. No bajó el pedal del acelerador Nole que tras igualar el partido a dos sets, alzaba los brazos al cielo de Londres.

La -falta de- luz también quiso ser protagonista de este partidazo y mientras el público gritaba: "¡CENTRE COURT!", Carlos Bernardes daba el anuncio de que el partido se suspendía para mañana entre los abucheos del público. No le viene nada mal el parón a Kevin ya que Nole venía como un auténtico huracán. Mañana a las 14:00 horas española, se reanudará el encuentro.

Como dicen en las series de televisión: Continuará...

LA APUESTA del día

Comentarios recientes