Roger Federer: “No entiendo que se jueguen partidos nocturnos sin ojo de halcón”

El suizo criticó algunos aspectos de la nueva tecnología y afirmó que su cabeza ya piensa en el próximo duelo ante el español Roberto Bautista Agut. 

Encuentro complicado resuelto en cuatro sets donde Roger Federer tuvo que sudar algo más que en sus tres duelos previos. El de Basilea inclinó a Sam Groth para meterse por decimotercera ocasión en la segunda semana de Wimbledon tras diecisiete participaciones, una noticia que además le ha hecho alcanzar las 76 victorias en La Catedral, el torneo que más veces ha visto al helvético levantar el puño.

Él tiene uno de los servicios más peligrosos del circuito y eso le ha ayudado a mantenerse en el partido. Era muy difícil poder leerle el movimiento ya que cogía mucha velocidad con la hierba. Además también volea muy bien. Ha sido sin una buena prueba donde yo también he sacado y voleado correctamente y he aprovechado los puntos de break a mi favor”, afirmó el número dos del mundo tras firmar su triunfo en tercera ronda.

El encuentro ha sido mucho mejor que el que tuvimos el curso pasado en el Us Open. En aquella ocasión tuve que salvar varios break points, hoy no di una sola oportunidad. Respecto a las altas temperaturas, no sé el efecto que puede llegar a tener tanto calor en la segunda semana de Wimbledon, esperemos que la hierba se mantenga en buenas condiciones”, reflexionó el hombre que más títulos almacena en la superficie.

Me siento muy feliz, ha sido una gran semana donde he podido dominar cada partido y donde no he jugado ningún quinto set, solamente hoy el encuentro se ha estirado hasta el cuarto. Mi cabeza también funciona bien, ya puesta en mi partido del lunes ante Roberto Bautista, ante el que ya me he enfrentado en un par de ocasiones. Él hizo buenos torneos sobre hierba la temporada pasada y es alguien peligroso sobre esta superficie, aunque realice el típico juego del tenista español”, manifestó el de Basilea sobre su próximo rival.

Los gritos en la grada, nada de los que preocuparse. Gajes del oficio. “Es algo con lo que ya contaba porque lo hemos venido presenciado durante los primeros días. Por supuesto que puede haber jugadores que les moleste o que no estén de acuerdo pero también es comprensible que los aficionados que viajan tantos kilómetros, con el objetivo de animar a un jugador de su país, tengan este ímpetu, incluso es emocionante verlo”, reaccionó Roger acerca de la grada oceánica tan clásica en la primea fila de la Centre Court.

Y cuando ya todo parecía calmado, llegó la pregunta trampa, relacionada con el HawkEye. “No es que esté en contra de la tecnología, pero sí es cierto que todavía sigo viendo repeticiones que no me entran en la cabeza. El mismo aparato lo dice, tiene una fiabilidad del 99%. Supongo que es una gran idea para que, en caso de entrar en un tramo dramático del partido, no salir perjudicado por un fallo humano. Lo que no entiendo es por qué seguimos jugando de noche cuando a esas horas el ojo de halcón ya no está operativo, en este caso es un asunto a tratar con los organizadores de los torneos”, manifestó el ex número uno del mundo.

Todo es felicidad en el camino del helvético que, además se mostró orgulloso de los buenos resultados desempeñados por sus compatriotas durante esta primera semana. “Es una gran noticia que haya cuatro suizos en esta segunda semana, de las mejores noticia que podían haber. Por cierto, os anuncio que a finales de año viajaré a Finlandia, lugar donde nunca he ido, para jugar con mi amigo Jarkko Nieminen en su última exhibición. Jugamos muchas veces juntos siendo juniors”, concluyó el heptacampeón de Wimbledon.

Comentarios recientes