Wimbledon, todo a una carta

Solo cuatro jugadores del top-50 llegarán a Wimbledon sin pisar el césped esta temporada. Uno de ellos será Fabio Fognini y José Perlas nos explica el porqué.

Tan escasa es la gira de hierba que, en ocasiones, vale más prepararse exclusivamente de cara a Wimbledon que ir cediendo energías durante las tres semanas previas. Fabio Fognini será uno de los cuatro tenistas del actual top50 que aterricen en La Catedral sin disputar torneos previos sobre hierba, una decisión que su entrenador, José Perlas, nos explica amablemente en Punto de Break analizando, además, la actual temporada del italiano.

Es un acuerdo al que llegamos donde hacemos el máximo esfuerzo hasta Roland Garros, jugando todo lo posible y dejando luego un poquito de espacio tras muchas semanas seguidas sin parar. Ahora hemos jugado la exhibición de The Boodles de 3-4 días para adaptarnos a la hierba. Está pensado voluntariamente para llegar frescos a Wimbledon y bueno, la adaptación ya está hecha, solo nos falta empezar a competir”, afirma el técnico del italiano, quien junto a Djokovic, Tsonga y Sock, serán los únicos en jugar un solo torneo de hierba en 2015.

En absoluto despreciamos las posibilidades de Fabio en hierba. Yo no soy de mirar los números, la verdad, pero sí que sé cómo juega sus partidos aquí. El año pasado hicimos tercera ronda ante Kevin Anderson, hace dos años hizo cuartos en Eastbourne perdiendo ante Roddick en tres sets… él es muy capaz y tiene el nivel suficiente como las cualidades para adaptarse bien a la hierba. Personalmente me gusta llegar a la gira de césped muy fresco porque si haces demasiado esfuerzo en cambiar todo tu sistema de juego en adaptarte más allá de lo que se necesita, llegas muy quemado. El esfuerzo hay que hacerlo en la competición. No hay ningún tipo de desprecio a esta superficie ni ningún tipo de duda en las posibilidades de Fabio, sencillamente necesitábamos un espacio para descansar del esfuerzo de la primera parte del año", continúa Perlas, admitiendo que su pupilo está más que preparado para rendir sobre el verde.

Más allá de la hierba, la temporada del jugador de San Remo está brillando por su discreción, aunque todo forma parte de un proceso regenerativo. “Si analizo cómo viene él los últimos seis meses del año pasado, desde lo que ocurrió en Montecarlo donde vivimos momentos muy duros e incómodos, Fabio perdió mucha confianza y no estuvo a la altura de lo que puede ser su mejor nivel. Por aquel entonces estaba el trece del mundo y teniendo muy buenos resultados ante grandes jugadores. El trabajo que hemos llevado a cabo es el de reconducir esa situación y, por ese lado, nos sentimos muy satisfechos. Sí es cierto que no ha tenido la constancia necesaria pero, valorando todo en general, entre los dobles y el single, está recuperando buenas sensaciones. Aquí trabajamos día a día y ya pensando en la primera ronda ante Smyczek. Él es el primer interesado en hacerlo bien y nosotros estamos a su lado para tratar de ayudarle. Estar con solo doce jugadores por delante, o ahora 25, te obliga a tener una exigencia que no es sencilla para muchos jugadores, pero ahora mismo no hay ningún drama ni ninguna situación incómoda ni de tensión”, explica uno de los entrenadores con más páginas de oro en los banquillos del tenis español.

Lo que sí es verdad es que, mientras esperamos un pelotazo en individuales, Fognini se ha ido destapando en dobles con su compañero Bolelli. ¿Distracción o soporte? “El tema del dobles es una herramienta para mejorar en su individual. Ha descubierto que trabajando bien en dobles es capaz de conseguir resultados y además le da una dosis de confianza y le ayuda a mantenerse en ese ritmo de competición. Por supuesto también ayuda económicamente, a nivel de reconocimiento mundial en su país –campeón del Open de Australia y finalistas en Indian Wells y Montecarlo- y a alcanzar esa Masters Cup en noviembre. Por lo tanto, el dobles no nos está restando nada, al contrario, nos está aportando mucho”, concluye el técnico catalán.

En tan solo un par de días veremos cómo reaccionan estos cuatro jugadores ante su primer compromiso sobre pasto, unas citas en las que el sorteo no ha sido nada benévolo. Novak Djokovic se enfrentará a Philipp Kohlschreiber, Jo-Wilfried Tsonga a Gilles Muller, Fabio Fognini a Tim Smyczek y Jack Sock a Sam Groth. Tres de los cuatro se consideran expertos en la materia, aunque Smyczek bien puede dar un susto debido a sus genes norteamericanos. Pronto tendremos respuestas sobre las andanzas de estos cuatro valientes sobre la hierba.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter