Divorcio entre los Tomic y la federación australiana

La federación australiana retira el apoyo económico a Bernard y Sara Tomic por las críticas de su padre John. En principio, Bernard ha renunciado a la Copa Davis

Hace unos años, Bernard Tomic era el niño de oro del tenis australiano, la nueva esperanza de una potencia mundial aletargada. Ahora, con 22 años de edad, Bernard ha progresado hasta el puesto nº 26 del ranking ATP, pero sus compatriotas Nick Kyrgios y Thanasi Kokkinakis, más jóvenes, le han restado protagonismo en su país.

Junto al veterano Lleyton Hewitt, Kyrgios, Kokkinakis y Tomic formaban un grupo capaz de volar alto en la Copa Davis. Sin embargo, el bloque australiano se tambalea debido a una encendida polémica que involucra a los Tomic (el padre John y sus hijos Bernard y Sara) y la federación australiana.

Tomic.

John Tomic, habitualmente crítico con el ente federativo, ha encontrado respuesta a sus declaraciones con la decisión de la federación australiana de no apoyar económicamente a sus hijos Bernard y Sara. La reacción inicial de Bernard ha sido renunciar a la próxima eliminatoria de Copa Davis entre Australia y Kazajistán (cuartos de final del Grupo Mundial) y aceptar una invitación al torneo de Newport.

Patrick Rafter, excapitán del equipo australiano de Copa Davis y actualmente director del área de jugadores de la federación, ha analizado la situación en declaraciones recogidas por diversos medios de su país: “El problema de que los chicos alcancen el estrellato siendo tan jóvenes es que probablemente son un poco inmaduros en muchos sentidos, pero algunos no lo son. Ves a alguien como Nadal que alcanzó el éxito muy pronto y fue un embajador increíble de nuestro deporte y nunca tuvo problemas”.

“Mientras, veo a estos dos chicos, a (Bernard) Tomic en particular, y es algo que podías ver venir. Sólo intentaba protegerles”, comenta Rafter. “¿En base a qué puede Rafter retirar el apoyo en Australia? No es su empresa privada”, responde John Tomic. “Es dinero que se quedará en la cartera de la federación que él puede usar para sí mismo. ¿Por qué no quitó dinero de los cargos de la federación y de sus viajes transoceánicos, billetes de avión de primera clase, hoteles y comida?”, se pregunta el padre de Bernard y Sara.

“Significa que está en una situación política de hacer lo que sus jefes quieren. No le importa el tenis australiano”, dice John Tomic sobre Rafter. Éste se muestra triste por la situación: “Lo más decepcionante por nuestra parte es que hemos invertido mucho dinero en los Tomic, grandes cantidades aunque John no lo admita, pero eso se ha acabado”.

Rafter y Tomic.

“Y que John diga que no va a permitir que Bernard juegue la Copa Davis porque no le damos más dinero, es muy decepcionante”, reflexiona Rafter. “Llega un momento en el que un jugador no puede seguir siendo financiado. Si seguimos financiando a los jugadores top que ya tienen recursos, no seríamos capaces de apoyar a los que están por debajo”, afirma el exnúmero uno.

“Hemos hablado en nuestro equipo de la federación y hemos decidido que ahora no vamos apoyar a chicos cuyos padres critiquen públicamente todo lo que intentamos hacer, así que no vamos a financiar a Sara, lo cual es una pena porque creo que ella es una gran chica y siempre es amable. Desafortunadamente, se está quedando atrapada porque no vamos a tolerar el comportamiento de John”, ha asegurado Rafter.

Comentarios recientes