Una tenista de 68 años en el circuito ITF

Gail Falkenberg es una jugadora diferente al resto. Nació en 1947 y compite contra tenistas 50 años más jóvenes que ella. Una historia única

Gail Falkenberg. Foto: flickr.
Gail Falkenberg. Foto: flickr.

El nombre de Gail Falkenberg aparece con cierta frecuencia en los cuadros de torneos ITF celebrados en Estados Unidos. Es una jugadora anónima, y cuando sus rivales entran en la pista de tenis se llevan una sorpresa mayúscula. Una mujer de 68 años les reta desde el otro lado de la red.

El portal alemán tennis.net cuenta la historia de esta tenista estadounidense nacida el 16 de enero de 1947. El pasado domingo, Gail Falkenberg compitió en la primera ronda de la fase previa del torneo de Baton Rouge (Louisiana), un evento que reparte 25.000 dólares en premios. Ante Haley Winton, de 18 años, Gail fue capaz de ganar cinco juegos (3-6, 2-6). Ha sido el marcador más decoroso de esta tenista en los últimos tiempos, ya que Falkenberg acumula 32 derrotas consecutivas en las que ha encajado parciales de 6-0 de forma habitual. Su última victoria data de 1998 en la fase previa del ITF de Spartanburg.

Gail.

En los años 90, Gail fue la entrenadora de los equipos de tenis masculino y femenino de la Universidad de Florida Central. Comenzó a competir a los 38 años, y según el citado portal alemán, alcanzó el puesto nº 360 del ranking mundial con 40 años. Superó una ronda de la fase previa del Open de Australia en 1988 y un año después, en Orlando, se enfrentó a una niña prodigio llamada Jennifer Capriati que necesitó tres horas y media para derrotar a Falkenberg, entonces de 42 años, por 7-6 y 6-4.

“Más de una vez he oído llorar a una rival y decir ‘no puedo creer que esté perdiendo contra esta mujer mayor’. La mayoría de las jugadoras sólo me ven como un riesgo de hacer el ridículo”, comenta la veterana tenista.

Gail no compitió desde 1999 hasta 2011, y hace cuatro años decidió darse otra oportunidad. No ha vuelto a ganar un partido, pero ha demostrado a las jóvenes que la pasión por el tenis no tiene edad. Ésa ha sido su victoria.

Comentarios recientes