Carlos Bernardes, ¿vetado por Nadal?

Después del incidente de Río, Bernardes no ha vuelto a arbitrar ni un solo partido a Rafael Nadal que ya le comentó que pediría "que no le arbitrara nunca más".

¿Os acordáis de lo sucedido en Río hace un par de meses? Carlos Bernardes y Rafael Nadal discutieron durante uno de los intercambios en el partido que enfrentó al español a Fabio Fognini. El juez árbitro le dio un warning a Nadal por excederse en el tiempo entre punto y punto en una noche que caía una humedad muy grande. "Te lo digo en serio, voy a pedir que no me arbitres nunca más", le amenazaba el mallorquín. Pues bien, desde aquel entonces, justo hace tres meses, Bernardes no ha vuelto a pitar un partido al español. ¿Cumplió Nadal su amenaza?

Desde aquel día, Rafa ha jugado 24 partidos, ninguno de ellos arbitrado por Carlos. Siendo nueve los umpires del circuito, llama la atención que nunca hayan vuelto a coincidir sobre una pista de tenis. El Telegraph ha ido directamente a la ATP a preguntarles sobre este hecho y les ha comentado que a la hora de elegir juez de silla a un jugador, diversos aspectos son tomados en cuenta como "la cualificación de la acreditación, la nacionalidad y sobre todo, la historia previa o incidentes".

Cuando algún juez de silla ha tenido algún problema con un jugador, suelen ser apartados de sus partidos. Por ejemplo, el ex-juez de silla, Richard Ings, no pitó durante un año ningún partido de Ivan Lendl después de un incidente durante un match point. Y es que los árbitros quedan un poco a expensas de lo que decidan los jugadores ya que están contratados en parte por ellos. La ATP está constituida por un 50-50% entre jugadores y torneos. Se recuerda el caso de Jeremy Shales, que tuvo un serio problema con Jimmy Connors durante el Lipton Championships del año 1986 y al final de aquella temporada, su contrato no fue renovado.

Durante estas dos próximas semanas, la regla de tiempo entre punto y punto se reduce de 25 a 20 segundos por lo que Nadal deberá ser más rápido a la hora de sacar. Los jueces de silla han pasado un mensaje a su Tío Toni para que estén al tanto de esto. Rafa suele recibir casi siempre un warning en cada partido por excederse de los 25 segundos aunque rara vez llega a recibir un segundo. Fue precisamente en Barcelona la vez que sí recibió un segundo warning por esto y fue Lahyani quien se lo dio, haciendo que Nadal tuviera que sacar con segundo saque.

Durante la rueda de prensa aquel día en Río, Nadal cargó contra el juez de silla. "Bernardes ha sido injusto conmigo últimamente. Pone más presión sobre mí que sobre nadie. No puedo aceptar que jugadores rompan raquetas y no pase nada y que cinco o seis segundos de retraso sea más importante". Minutos antes, sobre la pista, le había comentado: "¡No puedo más! Eres quien me pone más presión de todos los árbitros. Voy a pedir que no me arbitres nunca más. No tengo ningún problema contigo pero no puedo más". Hasta ahora, no le ha vuelto a pitar. Veremos si durante este Roland Garros sigue siendo así.

Comentarios recientes