Claves de la derrota de Federer

La sorpresa brilló por su ausencia en la final de Roma, encumbrando a Djokovic a lo más alto del cajón y privando a Roger de la victoria. Aquí os explicamos los motivos

Djokovic, imposible al saque - El serbio estuvo prácticamente perfecto durante todo el partido al servicio. Roger apenas podía plantear respuestas al resto porque Novak encontraba las líneas muy fácil con su saque. Además, cuando las cosas se ponían complicadas para el de Belgrado, siempre encontraba la manera de conectar un gran saque.

Menor activación en momentos importantes - Cuando Federer tuvo oportunidad de romper el saque a su rival o cuando fue él quien se encontraba con problemas en el marcador, el serbio demostró que estuvo mucho más activo de piernas y más fuerte mentalmente.

No convertir breaks - Un patrón muy común en los últimos tiempos para Federer, sobre todo cuando se enfrenta a Djokovic. Tiene oportunidad de romper el saque al serbio, falla en su consecución y eso le da alas a Djokovic que rompe el servicio al suizo en el siguiente juego.

No pudo desde el fondo - El serbio estuvo inabordable desde la línea de fondo, como casi siempre. Federer intentó romper el ritmo intentando subir a la red pero eso en tierra no es algo que siempre se pueda hacer con una alta efectividad.

Djokovic está a otro nivel - A día de hoy, resulta difícil encontrar a un tenista que esté a un nivel parecido al de Novak. La sensación que deja el serbio es que es él mismo su mayor rival y que los partidos dependen de lo que dicte su raqueta. Federer lo intentó pero se encontraba siempre grandes bolas por parte del serbio que tiene todo de cara para conseguir su primer Roland Garros. De él dependerá.

Comentarios recientes