Andy Murray, un nuevo terrícola

El escocés acapara grandes miradas en Roma, está invicto sobre tierra batida en este 2015 y él mismo piensa que puede conquistar Roland Garros. 

 

El 2015 está siendo el año de Andy Murray. El ex campeón de Wimbledon y US Open desde que contrajo matrimonio con Kim Sears (11/4/2015) no ha perdido un solo partido en tierra. Pasó de no tener ningún título sobre esta superficie a conseguir dos del tirón (Múnich y Madrid). Tan alto fue el nivel que mostró el escocés en estos dos torneos que, en Roma, ya lo ven como uno de los grandes candidatos a morder la copa de campeón el próximo domingo.

Pero los planes son incluso más ambiciosos para Murray que él mismo cree que puede conseguir triunfar en los bosques de París, en Roland Garros. “No es imposible”, comenta con tranquilidad mientras hace una pausa y prosigue. “Tal vez este año sea diferente. Iré allí pensando que hay alguna posibilidad”.

Andy Murray se encuentra ya en octavos de final del Masters 1000 de Roma y está convencido que debe aprovechar el impulso positivo agarrado en las dos semanas anteriores en Alemania y España. La elección de disputar el torneo italiano pese al agotamiento físico cree que ha sido un “acierto” ya que puede continuar con las grandes sensaciones que acarrea y aprovechar para dar un aviso todavía más grande a sus rivales. “No sé cómo responderá mi físico los próximos días, pero estoy muy conforme por cómo se están dando las cosas. Si sigo jugando así, puedo llegar lejos”, tiró Murray tras su victoria ante Chardy por 6/4 y 6/3.

Andy ya sabe la hoja de ruta de sus dos actuales entrenadores, Mauresmo y Bjorkman: “Amelie hará París y durante la temporada de césped, Jonas hará el inicio, las dos primeras semanas. Ambos estarán en Wimbledon, siempre y cuando Amelie esté OK para hacerlo, ella decidirá. Es por eso que los dos estarán ahí, por las dudas”, explica al detalle el escocés sobre la posible ausencia de Mauresmo en Wimbledon debido a su embarazo.

“Tras Wimbledon, Jonas estará conmigo hasta el US Open, y probablemente hasta París (Masters 1000). No sé exactamente cuál será mi agenda tras el US Open pero no cuento con Amelie hasta que ella no esté lista, que creo que será por noviembre”, insistió.

Andy Murray, tercer clasificado en Roma, chocará esta tarde ante David Goffin por un puesto entre los ocho mejores del torneo y para seguir prolongando su racha de triunfos sobre tierra batida. Andy es, de momento, el Rey de la tierra en 2015.

Comentarios recientes