Federer levanta el polvo

Roger Federer, fiel a su juego agresivo y directo, derrotó a Pablo Cuevas en su primer partido en Roma. Kevin Anderson le espera este jueves

Roger Federer superó la oposición de Pablo Cuevas en la segunda ronda del Masters 1000 de Roma: 7-6(3) y 6-4. Tras dos experiencias amargas en Montecarlo y Madrid, Federer ha decidido examinarse contra los mejores en Roma. Su última oportunidad de progresar sobre la tierra batida antes de la gran cita en Roland Garros.

A tres meses de cumplir 34 años, la naturaleza de su juego veloz y directo sigue luchando contra les leyes tenísticas que dicta la arcilla. Nadie ejecuta la agresividad extrema como Federer, y el suizo utiliza esta arma diferencial para buscar el éxito en la superficie menos amable para su juego.

Cuevas.

Ante Cuevas, su rival hace diez días en la final de Estambul, Roger levantó el polvo de la tierra romana. Aplicó su tenis agresivo y directo con la red como destino, siempre apoyado en la sobresaliente colocación de su saque. Al otro lado de la pista, el jugador uruguayo desafiaba al suizo con unas pautas similares. El servicio de Cuevas y su contundente revés a una mano frenaban las embestidas de Federer al resto.

Era un duelo vertiginoso con un desarrollo propio de las superficies más rápidas del circuito. Inevitablemente, el tie-break del primer set rompió la indefinición. Fue entonces cuando prevaleció la variedad del suizo y su mayor jerarquía. El triunfo en el desempate apartó el fantasma de otra eliminación prematura sobre tierra.


Reforzado por el resultado favorable, Federer mantuvo su patrón de juego con un revés plano que castigó a Cuevas y deleitó a su legión de seguidores en Roma. Dos errores no forzados del uruguayo permitieron a Roger finalizar su trabajo sin sobresaltos. Kevin Anderson le espera este jueves. Otra oportunidad para Federer de crecer a la velocidad de la luz.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes