Murray podría no jugar el Masters 1000 de Roma

Después de dos semanas muy duras donde consiguió dos títulos, el escocés Andy Murray viaja a Roma pero no ha decidido aún si jugará.

Han sido dos semanas muy duras para Andy Murray pero a la misma vez, muy provechosas. El escocés lograba hace una semana su primer título en tierra batida después de derrotar en un duro encuentro a Philipp Kohlschreiber en la final de Munich. Acto seguido, llegó a Madrid sin apenas descanso y partido a partido, se plantó en la final y venció a todo un Rafael Nadal con un juego increíble y levantó el título sin perder un solo set en todo el torneo. Ahora, debería disputar el torneo de Roma pero Andy y su equipo piensan en descansar esta semana para llegar más frescos a Roland Garros.

El propio Murray comunicó a través de Twitter que hoy viajaría a Roma:


Pero tal y como publican varios medios ingleses, Andy ha asegurado que viajará a Roma aunque aún no ha decidido si jugará o si descansará. "Aún no sé si jugaré el torneo. Estaría bien jugar algunos partidos más pero se vienen unos meses muy duros y necesito tomar la mejor decisión para mí", señala el número 3 del mundo. Su primer rival en el Masters 1000 de Roma es el francés Jeremy Chardy, que espera noticias sobre si será él su rival o un Lucky Loser.

El de Dunblane pasa por un momento genial tanto en su vida personal como profesional. Después de casarse con su novia de tantos años, Kim Sears, los dos torneos que ha jugado, Munich y Madrid, los ganó. "Siempre he dicho que si tu vida personal está bajo control, eso ayudará a tu actuación en la pista", comentó tras conseguir el título en la capital de España. Andy llegó a poner una firma especial en la cámara tras derrotar a Nadal, escribiendo 'El matrimonio funciona' en la pantalla.

"Me siento muy bien físicamente este año. He entrenado muy bien y me encuentro en mejor forma en esta gira de tierra que ningún otro año anterior", cuenta un Murray que está inmensamente feliz de haber podido vencer a Nadal sobre tierra batida. "Ganar a Rafa en España es algo muy complicado. Es una de las cosas más complicadas de hacer en tenis y estoy feliz de haberlo podido hacer", asegura.

Ahora, sus miras están puestas en Roland Garros, torneo en el que tiene dos semifinales y en el que espera poder hacer algo importante este año y ser uno de los nombres a tener en cuenta por detrás de Novak Djokovic y el propio Nadal. "Espero seguir en esta forma en las próximas semanas con Roland Garros a la vuelta de la esquina", concluye un Andy que tras aterrizar en la capital italiana decidirá si descansa para estar más fresco de cara a París o si decide competir y seguir sumando minutos a su preparación sobre tierra batida.

Comentarios recientes