Kyrgios se rebela ante Federer

Roger Federer queda eliminado del Mutua Madrid Open tras perder ante Nick Kyrgios en un partido de infarto. El alumno derrotó al maestro

Roger Federer llegó, vio y perdió en Madrid. Un día después de aterrizar en la capital española, el maestro suizo cayó tras la rebelión de un alumno tremendamente descarado, Nick Kyrgios, que venció por 6-7(2), 7-6(5) y 7-6(12).

Con 20 años recién cumplidos, Kyrgios muestra la valentía y el atrevimiento que define a los mejores, aunque el descontrol de su carácter resulta nocivo para su juego en algunas fases de los partidos. Su duelo de hoy ante Federer en la ‘Caja Mágica’ fue otro ejemplo de ello.

Kyrgios pisó la tierra del estadio Manolo Santana como el “chico malo” que reta a un ídolo de masas. Actuó con jerarquía, sin retroceder su posición en la pista ante los golpes de Federer, tuteando al mito suizo. Roger, tal vez inadaptado a la altitud de Madrid, acusaba imprecisión con su raqueta hasta el punto de ceder su servicio en el inicio. Este desliz de Federer reafirmó anímicamente a Kyrgios, cuyo primer saque a la “T” resultaba incontestable.

Kyrgios.

El alumno australiano sirvió para adueñarse del primer set, pero cedió ante la mayor variedad de su veterano rival. Federer empleó con mayor frecuencia el revés cortado y las subidas a la red, dos factores que sacaron a Kyrgios de su zona de confort.

El repertorio del suizo asfixió temporalmente a Nick, que se enfadó contra el mundo tras un error de un juez de línea. “Sácalo de la pista”, pedía al juez de silla Mohamed Lahyani. Kyrgios entró en una espiral negativa de protestas y discusiones que acabó con un ‘warning’ por conducta antideportiva y abucheos del público madrileño.

Federer, mucho más maduro, sacó provecho de esta situación para retomar el mando del partido. Con un set y un ‘break’ de ventaja, Roger era el dueño de la pista. Pero Kyrgios es rebelde por naturaleza, y su carácter le concedió otra oportunidad. Llevó su agresividad tenística al límite y niveló el marcador, ayudado por el escaso acierto de Roger con el primer saque.

Federer.

El tercer set fue una batalla de tenis directo que desembocó en otro desempate y una ruleta rusa de emociones. Federer luchó sin aliento para levantar cinco puntos de partido en contra y gozó de dos oportunidades para finiquitar el duelo a su favor, pero Kyrgios confirmó su rebelión y certificó un triunfo inolvidable. Nick vuela alto y sigue en ascenso.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes