Marcel Granollers: “En el tenis, las dudas son lo peor que hay”

Marcel Granollers charla con Punto de Break sobre su actual estado de forma, su relación con Marc López, su hermano Gerard y el futuro más inmediato de la Copa Davis.

Marcel Granollers termina su entrenamiento y se reúne en la sala de jugadores de la Caja Mágica con Punto de Break para hablar, entre otras cosas, del 2015 irregular que está teniendo en cuanto a resultados. A pesar de unos primeros meses con altibajos, el catalán empieza a sentir las buenas sensaciones en su tenis. En una charla distendida, Granollers hace un repaso a su año, explica cómo sienta perder la confianza, confiesa su estrecha relación con Gerard, su hermano pequeño, y resume los motivos por los cuales los jugadores españoles optaron a un pacto de silencio en torno a Gala León y la Copa Davis.

Está siendo un 2015 algo peculiar en cuanto a resultados…

Sí. Ha habido un poquito de todo. La verdad que he sido bastante irregular este principio de año. Conseguí las semifinales de Zagreb como mejor resultado. Allí me encontré muy cómodo jugando pero a partir de ahí entré en una mala dinámica, una mala racha y me costó salir de ella.

¿Qué le pasó?

Me entraron un poquito de dudas, entraba a la pista sin las cosas claras y sin acabar de confiar en lo que tenía que hacer. En el tenis, esas dudas son lo peor que hay.

¿Cómo se explica lo que es perder la confianza?

Juegas más agarrotado y con esa necesidad de ganar que siempre la tienes pero cuando vienes de una mala racha es como que necesitas más la victoria. Eso te hace jugar más tenso y en consecuencia, juegas peor. Cuando te entran dudas es lo peor para el tenista. Cuando tú ganas las cosas te salen más fácil, más automáticas.

Comenzó la tierra batida y dio un salto de calidad en su tenis.

Desde Montecarlo ya me estoy encontrando bien y estoy muy a gusto. Las sensaciones fueron mejores tanto entrenando como compitiendo. Luego llegué a Barcelona mucho mejor y ahí, jugando en mi club, con mi gente y mis amigos y mi familia apoyándome pues hice una semana muy positiva para mí.

Lleva ya 4 años con Marc López como pareja. Como toda relación humana, ¿es difícil que no haya un desgaste?

Al final, como bien dices, es una relación. Estás todo el día con él y hay momentos de tensión en el partido, de alegría otros más decaídos pero como en todas relaciones tienes que encontrar el equilibrio. Tanto Marc como yo somos muy amigos y sabemos que uno quiere lo mejor para el otro, que nuestra implicación en el dobles es cien por cien.

Se nota en cada partido.

Al final lo único que tenemos que exigirnos tanto él como yo es dar el máximo. Una vez que nosotros hacemos eso, estamos tranquilos con nosotros mismos.

Como pareja proponen un juego diferente, ¿cuál es el truco de éxito de esta pareja?

Sí, tenemos un estilo de juego diferente al típico doblista. Al ser singlistas nos sentimos más cómodos por ahí pero tenemos una buena visión del dobles. Somos dos jugadores habilidosos que en la red tenemos buenos reflejos y siempre nos ha gustado jugar el dobles, estamos bastante habituados a las jugadas.

Se entienden a la perfección.

Sí, todo sale mucho más automático, yo ya sé por dónde va a tirar Marc y él sabe por dónde voy a ir yo. Todo sale natural y sin pensar.

Lleva cinco años dentro de los 60 mejores del mundo y para ello necesitó unos 25 partidos ganados cada temporada. Visto a la ligera, parecen pocas victorias las necesarias para mantenerse en la élite.

Bueno… nunca he tenido una temporada muy irregular. Hice muy buenos resultados y luego no tanto pero sí que en la época que he conseguido mi mejor ranking (19º) gané Gstaad, Valencia, que es un 500, entonces pues he conseguido en unas semanas puntuar mucho y aunque no gane muchos partidos durante el año lo hago en una semana más comprimidos y es lo que te hace puntuar más. Mejor ganar cuatro partidos seguidos que no sueltos.

Suena lógico.

Esto va a semanas, excepto para los 4 o 5 que son regulares en todos los torneos. Es muy difícil en torneos como este ser regular porque te enfrentas a los mejores. Es complicado.

La elección del calendario y aprovechar torneos menores para rascar un buen puñado de puntos es vital.

Sí. Tú tienes que ver dónde tienes más posibilidades de ganar los puntos. Está claro que en torneos como este de Madrid a todo el mundo le hace ilusión hacerlo bien y sumar puntos pero hay que ser realistas, es complicado. Hay semanas que tratas de buscar dónde puedes obtener mejor rendimiento pero es muy difícil porque te vas a cualquier torneo y está lleno de buenos jugadores. O das un nivel muy bueno o también cuesta sumar. Hay que ser regular y tener un nivel muy alto para terminar con un buen ranking.

¿Cómo es la relación con su hermano Gerard (26 años y 353º del mundo)?

Es muy buena. Es mi hermano, mi mejor amigo y le quiero muchísimo. Él me pregunta, le doy consejos y al revés también. Sobre todo estas semanas que él me ha visto un poquito peor, pues él ha sido muy importante para mí. Me ha ayudado muchísimo. Entre los dos nos tratamos de ayudar mutuamente. Cuando él está más bajo, estoy apoyándolo. Sabemos que podemos contar el uno con el otro. Aunque no nos veamos mucho porque cada uno está en torneos diferentes, estamos todo el día hablando. Con el teléfono es muy fácil y estamos en constante comunicación.

¿Es una presión para Gerard tener un hermano como Marcel?

A día de hoy ya no es ninguna presión. Al principio todo el mundo tiende a comparar pero a día de hoy no. Él tiene que hacer su camino, tratar de hacerlo lo mejor que pueda y mientras él dé el cien por cien, puede estar tranquilo. Después las cosas pueden salir mejor o peor pero mi hermano es un chico que le gusta mucho entrenar, trabajar y tiene que estar tranquilo de hacer su camino porque a día de hoy con 26 años aún tiene tiempo para poder asomar la cabeza y ojalá pueda meterse porque la edad del retiro está alargándose ahora.

En el pasado trofeo Conde de Godó les tocó enfrentarse en primera ronda.

Nos ha tocado dos veces juntos y las dos en el Godó. Es complicado tener delante a tu hermano. Quieres ganar pero a la vez no.

¿Por momentos se olvida que está al otro lado de la red?

No. Nunca se me olvida que lo tengo delante. Cuando te toca con un amigo ya es incómodo no te quiero ni contar con tu hermano enfrente. Es difícil para los dos.

Se acerca la fecha de la eliminatoria de Copa Davis ante Rusia. ¿Por qué los jugadores durante este tiempo optaron por un pacto de silencio en relación a todo lo que está pasando?

No sé… es que al final es la capitana que está en este momento… no tenemos mucho más que decir. Los jugadores tampoco decidimos nada. Me imagino que en breves tendremos que tener noticias y saber un poquito con quién cuenta y quién no.

Imaginamos que querrá contar con todos los mejores…

Sí, me imagino que va a querer contar con el máximo número de jugadores posibles y a partir de ahí va a tener que elegir.

El 17 de julio, día de la eliminatoria de Rusia y España, se casa Feliciano López. ¿Qué dirección tomará: Toledo o Rusia?

Es que a día de hoy no he hablado con Gala León. Entonces, una vez hable con ella y sepa sus intenciones y lo que piensa, podré tener una mejor valoración. A día de hoy no te sé decir nada porque ni me he reunido ni he hablado con ella.

Comentarios recientes