Dani Gimeno Traver: “Ver a Federer en televisión no es lo mismo que verlo al otro lado de la red”

El español narra cómo fue su fugaz viaje desde Estambul a Madrid y su experiencia tras enfrentarse por primera vez en su carrera a Roger Federer

Nunca fue una de las cabezas visibles de ‘La Armada’, sin embargo, los resultados durante esta temporada le han situado como uno de los españoles más en forma del circuito. Daniel Gimeno-Traver (Nules, Castellón, 1985) atiende a Punto de Break minutos después de clasificarse para el cuadro final del Mutua Madrid Open y explicarnos su aventura en Estambul y cuál es la clave de su éxito a lo largo de todo el 2015.

Ya estás en el cuadro final del Mutua Madrid Open. Objetivo cumplido

Muy contento, sobre todo por la dificultad que entrañaba venir de jugar Estambul, volar al día siguiente despertándome allí y a las 16:00 estar jugando aquí, además del cansancio de la ronda anterior, el desgaste del partido con Federer… al menos pude sacar el encuentro adelante (6-3, 6-1 va Martí) y tuve la tarde para recuperar. Hoy la verdad que he jugado bien (6-2, 6-3 vs Ilhan), aquí en Madrid siempre me suelo encontrar bastante bien por la altura que le viene genial a mi juego y contento de haber accedido a ese cuadro final.

Cuéntame más de ese viaje caótico, ¿Es culpa del calendario por solapar los torneos de esta forma? La organización ya te podía haber dado alguna wildcard

Bueno, el tema de las wildcards lo lleva la organización y a cualquiera que se las den se lo merece. Marcel lleva muchos años estando en el top40, este año no ha entrado y se lo han dado porque se lo merece; Pablo hizo final en el Godó y también se lo merece; la otra ha sido para Copil (rumano) porque Ion Tiriac es el dueño del torneo; Nico obviamente se merece la WC porque ha sido top-10 y no hay nada que discutir. A quien decidan dársela bien está. Luego el tema de los torneos también es una decisión del jugador. Si tú decides no jugar allí y descansar esa semana para venir a preparar la previa no tienes que ir tan a contracorriente. Yo me encontraba en un buen estado de forma, quería seguir sumando y bueno, si hacía semifinales allí sacrificaba el torneo de Madrid. Al final los puntos, aunque sea un torneo en casa que siempre hace ilusión, me da igual sacarlos en Bucarest, Estambul o Estoril, lo que interesa es hacer buenos resultados y sumar.

Por lo tanto hablamos de una derrota no tan amarga, ya que gracias a ella has podido venir aquí. Pablo Carreño, que sí se metió en semifinales de Estoril, no le quedó otra que sacrificar Madrid.

Sí, a mí me pasó lo mismo el año pasado cuando hice semifinales en Estoril. Hombre, me hubiera encantado ganarle a Federer, no hace falta ni decirlo, pero bueno, no es que no sepa mal pero tienes el consuelo de que, aunque sea en estas condiciones, he podido jugar el torneo de Madrid en casa y con tu gente.

Vaya partido ante Federer. Le tuviste contra las cuerdas

Nunca había jugado contra Roger, cuando vi que ya me tocaba contra él me hizo mucha ilusión porque era el único de los 4-5 de arriba con el que nunca había jugado, de hecho al final del partido se lo dije: “Un placer jugar contra el mejor de la historia”.

¿Te respondió?

No, me dio las gracias y me dijo que muy bien jugado. El partido fue muy apretado, ganarle un set a él, la primera vez, impone. Estás ahí en el sorteo y lo ves en la red y claro, de verlo tantas veces en la tele a tenerlo delante no es lo mismo.

¿Cómo le viste sobre la arena? Hay gente que dice que ya no está competitivo para ganar en tierra batida

Ha ganado el torneo. A mí me ha hace gracia la de veces que se ha enterrado a Federer, a la gente le encanta. Es como ahora con Rafa. El chico es de carne y hueso y puede perder algún partido en tierra batida, parece que si no gana Montecarlo, Barcelona, Madrid, Roma y Roland Garros ha hecho una gira mala. Hay que ser conscientes de que llevan casi diez años ganándolo todo y que sí, llegará un día que no lo ganen todo, pero es lo normal. Es como exigirles que cada semana estén al máximo. Te lo digo yo que llevo ahora tres semanas haciendo final, semifinal y cuartos y que el cuerpo acusa el cansancio. Ellos parecen extraterrestres, no es fácil lo que hacen.

Hablemos de esas tres semanas. ¿Cuál ha sido la clave para dar este salto de calidad tan repentino?

Viene todo desde el principio de año. Gané un Challenger, hice algunos resultados mejores, también la confianza de que llevas más puntos y no andas con esa necesidad de sumar o entrar en el top100, pequeños pasitos que te van dando esa confianza para afrontar las semanas en tierra que al final es mi superficie. En Casablanca también se da que es después de Miami y no hay ningún top20 apuntado, lo que hace que el cuadro se abra más a jugadores no tan conocidos. Disputar allí mi primera final es otro pasito que se añade para estar en un buen estado de forma porque yo sigo entrenando igual. Simplemente es la cabeza y la confianza de ganar partidos, eso es lo que te lleva a ganar más partidos.

Varios jugadores inmersos en la treintena han venido haciendo grandes resultados esta temporada (Guille, Estrella, Federer…) y, sin embargo, los jóvenes parece que están todavía un poquito estancados

La madurez en este deporte tan mental es un punto a favor, aparte, hoy en día no es como antes, que con 30 años ya te consideraban viejo. Ahora ves a gente que con 33-34 están en plenitud. La gente se cuida, se alimenta, estira, viaja con un fisioterapeuta, tenemos todas las facilidades en los torneos para que nos traten y nos cuiden…la carrera del tenista actualmente, si te cuidas, con 33 años estás nuevo. Mira David Ferrer, gana un ATP500 en tierra y la semana que viene en rápida. Yo con 29 me siento joven porque ves a gente haciendo grandes resultados y me sacan cuatro. Los jóvenes tienen más atrevimiento y descaro que nosotros pero la madurez y la tranquilidad también te dan un plus.

Federer cuando se casó ganó Roland Garros, Wimbledon y volvió al número uno. Djokovic hizo lo propio el verano pasado y míralo cómo está. Tú te has casado hace poco…

¡Si lo sé me caso antes! (risas). No, solo es algo anecdótico, Guille no está casado y está haciendo unos resultados increíbles, por ejemplo.

Por si acaso, hay gente que ya le ha dicho a Rafa que vaya buscando una iglesia…

Yo sé que si es por eso, se lo pide mañana y pasado se casan (risas)

Dejando a un lado las bromas, ¿cómo le ves de cara a Madrid y Roland Garros?

Ha perdido dos partidos y ha demostrado que a veces se puede equivocar y puede perder, pero ahora estas semanas previas a Roland Garros seguro que va a encontrar de nuevo las mejores sensaciones y llegará en forma a París. No es que nos tenga malacostumbrados, es que lo que hace es de extraterrestre. Ha habido años que no ha perdido ni un partido en tierra, no es normal. La gente tiene que entender que esto es máxima exigencia y que ganar siempre es prácticamente imposible. Lo que hacía antes era ya casi imposible, lo de ahora entra ya en los parámetros normales.

Entonces somos el resto los que tenemos que asimilar que es imposible repetir todo lo que ha hecho.

Rafa lleva desde los 19 años que ganó su primer Roland Garros peleando por ser número uno del mundo, este año va a cumplir 29. Lleva una década ganándolo prácticamente todo. Es como la Selección Española de fútbol, ganó todo pero ahora, como ya no se gana, es un desastre. Hay que tener un poco de perspectiva y ver todo lo que se ha conseguido.

Lo que no se pudo ganar fue aquella final en Casablanca hace unas semanas, se escapó ante Klizan

Digamos que pagué la novatada. También el partido de semifinales fue muy duro, con mucha tensión porque nunca había superado esa ronda, hasta que lo superas. Ese día no descansé igual, el partido había sido muy largo, mi rival ya sabía lo que era ganar títulos… por ahí perdí la batalla de la experiencia y me pasó factura al principio. Espero que haya más oportunidades.

Llevas muchas victorias este año (11), a siete de tu récord personal. ¿Qué objetivo te pones hasta final de temporada?

Partido a partido. Intentar ser competitivo en cada torneo que juegue, ir ganando partidos en todos los sitios, en varias superficies, ganar incluso cuando estás mal porque claro, estar bien durante once meses es imposible, a no ser que seas Djokovic. El objetivo es ganar en regularidad para asentarme en el ranking que estoy ahora.

Tema Davis. Visto cómo están las cosas, a lo mejor en la próxima eliminatoria te toca ir a ti

Si me llaman voy de cabeza. Jugar la Davis y representar a tu país es uno de los sueños que siempre tienes desde pequeño, iría encantado. Respecto a la polémica, es mucho más lo que se ha generado que lo que se vive dentro del vestuario. Las cosas se habían hecho siempre con un consenso entre los jugadores y esta vez se ha hecho diferente, pero vamos, ni estamos todo el día hablando de la Davis ni mucho menos. Cuando llegue el momento llamarán a los jugadores oportunos y, si deciden no ir, pues irán otros. España tiene jugadores muy competitivos y no dudo en que se sacará la eliminatoria adelante.

Hace unos días Jordi Arrese decía que el error había sido acostumbrar a los jugadores a tener que ir a todas las eliminatorias.

Sí, se puede ir mezclando. Quizá sea buena idea que vaya un jugador top y luego uno con menos cartel, mezclando para que el resto vaya cogiendo experiencia. El caso de Pablo y de Roberto en Brasil es una papeleta, ir allí para no descender de categoría en los primeros partidos que juegas en la Davis, se amplía la tensión y la experiencia ayuda mucho.

La última. Te ha tocado Kyrgios en primera ronda. ¿Impresiones?

Ha hecho final en Estoril, viene jugando bien seguro. La parte positiva es que no estará muy entrenado aquí en Madrid y podría llegar un poquito cansado pero bueno, me espero a un jugador con mucha confianza, atrevido, un buen saque y muy peligroso. Cualquiera que me hubiera tocado hubiera sido difícil, estamos en uno de los mejores torneos del mundo.

Puedes preguntarle a Albert (Ramos) que vivió con él un momento especial hace unos días

Está claro que es un jugador que tiene carácter. Pero bueno, al final son cosas que se le dan más bombo porque era el tiebreak del tercer set, estamos acostumbrados a que cada semana haya warnings y temas así. Le tocó a Albert por mala suerte y no hay que darle más importancia.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes