El Valencia Open y las consecuencias de su cambio de ATP 500 a 250

David Serrahima, Director Ejecutivo del Valencia Open, explica en Punto de Break las condiciones del acuerdo entre Valencia y Viena para intercambiar torneos.

Valencia dejará de ser un torneo ATP 500 y será un 250 intercambiando papeles con el ATP de Viena en este 2015. El cambio se produjo tras la petición de ambos torneos, y fue aprobado por el Consejo de directores de la ATP en su reunión en Barcelona la semana pasada.

El Valencia Open y Viena rubrican su intercambio de categoría

El Valencia Open y Viena rubrican su intercambio de categoría

El Valencia Open será un torneo 250 este año, mientras Viena tendrá categoría 500. La ATP ha hecho oficial el acuerdo este miércoles

Seguir leyendo

David Serrahima, Director Ejecutivo del Valencia Open y Director General de Octagon en España, charló con Punto de Break para aclarar los puntos más importantes del acuerdo y analizó el futuro más inmediato del torneo valenciano.

“El acuerdo con Viena y con la ATP, en teoría, es un acuerdo para siempre. Pero sí que es verdad que tiene unos matices porque para que esto sea definitivo han de suceder una serie de cosas durante este año. Si suceden, el acuerdo será definitivo. Si no suceden, nosotros recuperaríamos esa situación. Pero es un tema de matices y de contrato. El espíritu del acuerdo es que sea definitivo, es la voluntad de las partes”, explica Serrahima sobre el acuerdo entre todas las partes.

“Una cosa es la propiedad y otra la organización. Viena hará el 500 pero la propiedad del 500 sigue siendo de Juan Carlos (Ferrero)”, puntualiza el Director Ejecutivo del torneo sobre este intercambio de escenarios entre Valencia y Viena. “Con Viena hemos pactado que ellos este año hacen el 500 y nosotros el 250 y a 31 de julio ellos nos tienen que confirmar la compra. Ahora lo único que hemos hecho ha sido intercambiar torneos. Pero los dueños de los torneos siguen siendo los mismos”, insiste Serrahima.

Valencia, con el cambio de 500 a 250, se verá afectado en la reducción del presupuesto y del dinero a repartir. “La reducción de los premios es la única partida que se va a ver afectada. El resto del evento va a ser exactamente el mismo. La pista será el Ágora, el ‘fan park’ será igual, la zona de vestuarios, hospitalidad, entrenamientos, el presupuesto que tenemos para comprar jugadores será el mismo… ¡todo! Lo único que va a cambiar es el premio”. El compromiso de los organizadores es realizar el mismo torneo y ser el mejor ATP 250 del circuito pudiendo hacer uso de unas instalaciones únicas como la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

El ATP 250 de Valencia mantiene la misma semana que el año pasado y solo tiene un solo torneo con el cual competir, Basilea. “Vamos a coincidir con Basilea este año, solo tenemos un competidor porque la semana es exactamente la misma. Seguimos estando a final de año y los jugadores siguen teniendo que jugar para llegar a Londres, lo cual es una buena semana. Esa semana Basilea tiene a Federer y posiblemente a Nadal por lo que los jugadores que necesiten puntos querrán seguir jugando en Valencia. Es una realidad”.

Con la reducción de premios y de puntos, el torneo sufrirá algunos cambios a la hora de confeccionar el cartel de jugadores que pisarán el Ágora. “La media de jugadores sí que se verá afectada, decir lo contrario sería engañarnos. Pero estoy convencido que los jugadores españoles jugarán y el torneo comprará uno o dos jugadores como ha hecho todos los años y haremos el mejor cuadro posible”, afirma Serrahima convencido de que pueden hacer un gran papel.

El presupuesto del Valencia Open se reducirá de unos 7.500.000€ de media (algunas ediciones rozó los 8.000.000€) a los 5.400.000€ o 5.500.000€.

Comentarios recientes