El futuro está escrito en coreano

Desde Corea del Sur está llegando una nueva ola de tenistas muy jóvenes que prometen dar mucha guerra en el circuito liderados por Hyeon Chung, de sólo 18 años.

Algo está pasando en Corea del Sur. En este país de extremo oriente donde se originó el taekwondo y en el que el fútbol, beisbol y patinaje sobre hielo son los deportes más populares (ya que los videojuegos no se pueden considerar un deporte), está empezando a emerger el tenis.

En la tierra de la calma matinal existe un referente, una especie de rara avis que salió de un país en el que el tenis podía tener el mismo peso que la petanca. Se trata de Hyung-Taik Lee. Un tenista al que varios medios llamaron “el deportista más solitario del mundo” por su inhabilidad para hablar otra lengua que no fuese la coreana en un mundo en el que era el único representante de su nación. Lee tuvo una carrera decente en la que llegó a alcanzar el puesto 95 del ranking y levantar un título tras sorprender a Juan Carlos Ferrero en la final de Sidney en 2004.

Lee fue una figura importante no solo para el tenis en Corea del Sur sino también para el continente asiático, un mercado que la ATP siempre ha querido explotar. Tras colgar su raqueta (aunque esta temporada haya disputado los dobles en un Futures y esta semana el individual en el Challenger de Anning) Lee inauguró su academia de tenis en la provincia de Gangwon en un intento de aprovechar su legado para sacar nuevas raquetas locales. El famoso efecto-causa provocado por un deportista de élite que motiva a los más pequeños a intentar seguir sus pasos.

Los resultados no eran palpables y en Corea del Sur pasó una generación sin aparecer tenistas. Hasta ahora. Liderados por Hyeon Chung, llega una oleada de jovencísimos jugadores del país asiático. Chung ya progresa a pasos agigantados, dando sin problemas el complicado salto del circuito junior al absoluto. Este año ya ha ganado dos torneos Challenger y ha llegado a otra final y es, de hecho, el tenista con más victorias en el circuito Challenger con 20 triunfos. Además ha conseguido sellar su primera victoria en un Masters 1000, contra Granollers en Miami, y alcanzó la segunda ronda en Houston tras pasar tres rondas de previa. El resultado de todo esto es que Chung aparece esta semana en el puesto 88 del ranking ATP, con lo que se convierte en el segundo tenista coreano de la historia en conseguir semejante objetivo además de ser el único tenista junto a Coric por debajo de los 20 años (Kyrgios cumplió 20 ayer) en estar entre los cien primeros.

La presión que podría recaer sobre un joven deportista en esta situación podría ser devastadora, como ocurrió con Carlos Boluda, pero como afirmó el propio Chung en declaraciones a la página web de la ATP, “No siento ninguna presión. En Corea el tenis no es tan popular como aquí (refiriéndose a Estados Unidos, donde entrena en la IMG Academy de Bradenton desde los 13 años). Solo un aficionado al tenis sabe quién soy así que no es algo que me afecte”.

El futuro de este joven prodigio de Suwon, con rostro de joven aficionado a videojuegos, puede ser bien distinto del de Lee. Actualmente figuran cuatro coreanos en el top 30 del ranking junior: Seong Chan Hong (número 4 y finalista del Open de Australia junior de esta temporada), Yunseong Chung (número 9), Duck Hee Lee (número 12) y Chan-Yeong Oh (número 26).

Hablar coreano ya no supondrá ser el deportista más solitario del mundo. Puede que esta lengua se haga eco durante muchos años en los vestuarios más glamurosos del circuito ATP.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes