Kei Nishikori repite en Barcelona

El japonés gana en Barcelona por segunda vez consecutiva y conquista el noveno título de su carrera. Andújar lo intentó hasta el final pero le faltó determinación

No hubo sorpresa. El “favoritísimoKei Nishikori revalidó su corona en el Barcelona Open Banc Sabadell (6-4, 6-4) y sumó el segundo título de su carrera sobre tierra batida. El tenista de Shimane no lo tuvo nada fácil ante un Pablo Andújar que en ningún momento se amilanó ante su rival. Finalmente, el japonés cerró una nueva semana mágica en la Ciudad Condal abriendo la temporada sobre polvo de ladrillo de la mejor forma posible.

En una batalla donde existían varios peldaños de diferencia entre sus contendientes, nada mejor que un break inicial para mandar un avisto a tu rival. Eso hizo Pablo Andújar desde el resto en el primer juego del encuentro. Nishikori, haciendo gala de su condición de top-10, respondió como lo hacen los grandes, recuperando el servicio en el juego siguiente. Ambos ya sabían a lo que se enfrentaban es tarde nublada de abril, dos raquetas sin un servicio inquebrantable pero cargadas de una agresividad y una fe capaz de darle la vuelta a cualquier adversidad.

Las aguas se calmaron hasta el 4-4 donde el respeto imperó entre ambos jugadores. Luego, Nishikori se apuntó el noveno juego del encuentro, siempre tan importante, y espero en la retaguardia para anotarse la primera manga. Fue un cúmulo de nervios, un error de derecha y una presión del japonés sobre su revés, al final el superbreak cayó del lado de número cinco del mundo y el primer set ponía rumbo hacia el zurrón del de Shimane. No había hecho un juego brillante, tampoco durante la semana, pero los grandes jugadores suelen ganar la mayoría de los retos con la cabeza, no con la raqueta.

El segundo acto tuvo idéntico guión al primero. Andújar no se escondió tras el varapalo recibido y reiteró sobre la pista sus opciones reales ante el genio nipón. Esta vez, el break vino precedido de un segundo juego de consolidación para colocarse 2-0 y volver a soñar con la posibilidad de remontar la situación. Sin embargo, tampoco este set acabaría sonriéndole al jugador conquense. Ni siquiera el empuje de la grada lograría que el vigente campeón repitiera un año después su hoja de ruta.

Pablo mantuvo las distancias hasta que, juego a juego, fueron acercándose al momento clave, allí donde aparecen los devoradores de títulos. Nishikori recuperó su servicio para situar el 4-4 e impedir que el español se apuntara más juegos en la final. Primero con su saque y luego desde el resto, el de Shimane repitió la jugada con un segundo superbreak (6-4, 6-4) y ampliar su etiqueta de campeón a la de bicampeón en Barcelona. La magia de Andújar volvió a estar presente en la última jornada pero no fue suficiente para frenar a un jugador que cada día va a más. El premio para el conquense será volver al top-40 a partir de este lunes.

Con éste trofeo, Nishikori se queda a uno solo de la decena, cifra que seguramente logre alcanzar a lo largo de este 2015. Como si del calendario pasado se tratase, el nipón calcó su rendimiento del abril pasado, saliendo campeón de Barcelona habiendo cedido solamente un set, precisamente, ante el mismo jugador que en el curso anterior, Roberto Bautista. Hacía veinte años, desde 1995-1996 con los triunfos de Thomas Muster, que el trofeo Conde de Godó no caía en manos de un español después de dos temporadas. Normal que el pupilo de Dante Botini y Michael Chang quiera regresar aquí dentro de doce meses.

Se acaban nueve días de celebración en un torneo que sigue sumando páginas a su historia, imponiéndose como uno de los más clásicos y carismáticos del circuito. Hoy por hoy, parece que Kei Nishikori ha hecho de la arcilla catalana la alfombra de su casa, resultado que le sitúan como tercer máximo favorito para levantar el próximo Roland Garros. ‘Clay’ Nishikori vuelve a estar en todas las portadas. Próxima parada: Madrid.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes